Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

Elecciones en la UNSa: que gane “Universidad Futura”

El 15 de abril se celebrarán en la Universidad Nacional de Salta (UNSa) comicios para Rector y Vice-Rector, decanos y vice-decanos de las seis facultades y los miembros de los consejos directivos y del superior por docentes, estudiantes y graduados. A diferencia de otras universidades, la UNSa elige sus autoridades mediante el sistema de voto directo, aunque ponderado. Es decir que si bien todos los integrantes de la comunidad universitaria participan, el peso de sus respectivos votos difiere en función del claustro. El más poderoso es el de profesores.

La campaña electoral se caracterizó por su intensidad. Tres listas se disputan la sucesión de Claros (el rector saliente): “Universidad Futura” liderada por la antropóloga Catalina Buliubasich, “Compromiso Académico y Social” que impulsa al Cr. Fernández,  y “Evolución” del Ingeniero Puga. Cada una aspiró a tejer alianzas con los candidatos a decanos de las distintas facultades.

El principal apoyo con el que cuenta Fernández es el del rector saliente, quien hizo pública su preferencia. Sin embargo este apoyo, constituye un arma de doble filo. Claros se benefició del aumento presupuestario otorgado a las universidades por el anterior gobierno nacional y las obras realizadas  durante su gestión son visibles en el campus universitario. Sin embargo, las tendencias autoritarias, la discrecionalidad en la asignación de las partidas y la persecución a los adversarios políticos, etc. contribuyeron a crispar los ánimos de un sector significativo de la comunidad universitaria. Para muestra, basta un botón: tras una protesta estudiantil en 2013, que incluyó la ocupación de rectorado, Claros militarizó el campus de la Universidad con policías retirados, hizo borrar un mural conmemorativo en el rectorado y  persiguió a los líderes estudiantiles.

La ambición (o vocación de servicio -como sus seguidores la presentan-) de Claros parece no tener límites: tras dos gestiones como decano de Económicas y dos como rector, vuelve a presentarse para decano. Fernández fue su sucesor en el decanato de Económicas y Claros premia su lealtad designándolo como candidato a Rector, legándole la estructura de la Franja Morada y el poder acumulado durante sus dos mandatos. Pero  le marca límites precisos a su capacidad de negociación con otras fuerzas políticas por los antecedentes de sectarismo político y por el hecho de tener ya su gabinete comprometido.

Buliubasich aspira a constituir un espacio de cambio en la política universitaria. El principal activo con el que cuenta es su notoria diferenciación con Claros. Si el Ingeniero Puga (el candidato de “Evolución) hasta el año pasado fue del oficialismo, Buliubasich ha sido siempre opositora. Tiene además una amplia trayectoria académica y de gestión dentro de la Facultad de Humanidades,  decana en dos oportunidades y referente en la toma de rectorado en 2014. El aspecto más distintivo de “Universidad Futura” es la participación colectiva de los cuadros medios. Un liderazgo menos personalista que el de sus competidores rivales tiende a destacar la personalidad de quienes la rodean y vienen realizando una militancia intensa. Buliubasich está mejor predispuesta a enfrentar los previsibles ajustes presupuestarios.

Después de que la Universidad de Córdoba eligiera al ex ministro delarruista Juri, la posibilidad de un triunfo de Buliubasich sería un soplo de aire fresco para quienes sueñan con una universidad comprometida con las necesidades nacionales y sociales.

Es muy posible una polarización entre Buliubasich y Fernández.  Ambas listas se muestran optimistas pero es imposible decir si ganarán en primera vuelta. De no alcanzar el 51 %, este viernes, deberán someterse a un ballotage en el que los votantes de Puga pueden ser decisivos.

 

NILSA SARMIENTO

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.