Liberación - Órgano de PrensaSindical

UNIDAD DE LOS QUE LUCHAN: Convocatoria por una Coordinadora Sindical Antiburocrática

Transcurridos 120 días de gobierno de PRO-Cambiemos, las cosas están quedando claras en la Argentina, en relación a qué representa la nueva administración de Mauricio Macri. Apenas iniciado su gobierno, suprimió las retenciones a las exportaciones sobre trigo y maíz, y rebajó un 5% las de la soja; suprimió también las retenciones que pagaban las mineras. En el sector financiero, desde el Banco Central y el Nación se dejó de controlar el interés que cobran los bancos en sus operaciones, y esto –más la devaluación- redundó en beneficios extraordinarios que en enero fue de 4.000 millones de pesos y en febrero 8.000 millones. ¡Doce mil millones de pesos ganaron los bancos en los dos primeros meses del año!

Este gobierno ha favorecido claramente a los sectores más concentrados de la economía, además de entregar los principales puestos de su gabinete de ministros a quienes han sido CEOs de empresas multinacionales.

 

MACRI ES EL GOBIERNO DE LOS MONOPOLIOS

Por otra parte, lejos de propiciar “pobreza cero” y cumplir aquella promesa de campaña que muy sonrientes pronunciaban Macri y María Eugenia Vidal – “no te vamos a sacar nada de lo que ya tenés”-, el gobierno ha tomado medidas antipopulares.

Así, la devaluación de un 77% del peso en relación al dólar, el incesante aumento de los precios en la canasta familiar, el incremento de entre un 300% y hasta un 500% en las tarifas de servicios públicos, más una inflación que en los primeros 3 meses del año ha trepado a un 11%; todo ello conforma un cóctel explosivo que ha destruido la economía de las clases populares.

Así, el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina, ha estimado que el índice de pobreza, desde el 10 de diciembre de 2015 hasta la fecha, ha subido desde un 29% a un 34,5%, sumando 1,4 millón de pobres más a esa triste estadística.

En cuanto al empleo, los despidos ya superan los 120.000, la mayor parte de ellos en el sector privado, mientras que fábricas de diversos rubros están anunciando suspensiones, que son previas a los despidos. La apertura indiscriminada a las importaciones, en función de salir del “aislamiento”, llevará al cierre de centenares de pequeñas y medianas industrias, que son las que más empleo ocupan en nuestro país.

Mientras tanto, la burocracia de las 3 CGT permanece poco menos que en silencio, y en lugar de encabezar la resistencia a los despidos y al aumento indiscriminado de precios y tarifas, han anunciado una movilización para el 29 de abril. En principio era sobre todo para protestar ¡contra el impuesto a las Ganancias! Esta fue otra de las mentiras de Mauricio Macri, que no sólo no suprimió el impuesto, sino que al derogar el decreto 1242/13, incluyó a más trabajadores como aportantes de este tributo.

Pero la bronca de las bases hizo que la burocracia cambiara un poco de su discurso, y entre los reclamos incluyera el tema despidos.

 

AL PIE DE LOS BURÓCRATAS, NO

Los trabajadores no podemos esperar nada de burócratas que se sienten más cómodos en cónclaves empresarios que en las asambleas y movilizaciones que los laburantes están protagonizando para resistir los despidos macristas.

Por ello, desde las Agrupaciones de Base Clasistas–ABC, hacemos un llamamiento a la UNIDAD de todas las corrientes y agrupaciones del movimiento obrero que compartan la necesidad de salir a RESISTIR y LUCHAR CONTRA EL AJUSTE MACRISTA, LOS DESPIDOS, LOS AUMENTOS DE PRECIOS y RECUPERAR LOS SINDICATOS Y LAS CENTRALES OBRERAS PARA CONDUCCIONES HONESTAS, TRANSPARENTES, LUCHADORAS, Y QUE REPRESENTEN DE VERDAD LOS INTERESES DE CLASE DE LAS BASES, DE LOS DESOCUPADOS, COOPERATIVISTAS, ETC.

Para ello, consideramos que este 1° de Mayo es una oportunidad para juntarnos en actos unitarios, quienes estamos de acuerdo en este análisis y sobre todo, los que estamos dispuestos a salir a LUCHAR PARA DERROTAR EL AJUSTE DE MACRI Y SU GOBIERNO DE GERENTES DE LAS MULTINACIONALES.

No cabe esperar pasivamente a los dirigentes sindicales. Vuelve a tener sentido la vieja consigna de “con los dirigentes a la cabeza, o con la cabeza de los dirigentes”. La clave está en las agrupaciones, delegados, comisiones internas y gremios combativos, dispuestos a coordinar los conflictos, llevar solidaridad y elevar la crítica al gobierno de Macri en el plano político.

MESA NACIONAL DE LAS ABC

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.