Liberación - Órgano de PrensaNotas políticas

Avanzar hacia el Frente Antiimperialista

La situación argentina es cada vez más grave social, económica y políticamente.

El drama principal es la falta de trabajo, con el último reporte de la consultora Tendencias Económica que informa de 154.570 despidos y 47.933 suspendidos.

Esa es una referencia, porque las cesantías reales son muchas más, teniendo en cuenta los despidos por goteo y las de trabajadores informales, que no cuentan en el empleo registrado.

Esa es una realidad concreta. Hasta el cínico Marcos Peña, jefe de Gabinete, debió admitir que “pobreza cero es inalcanzable”. ¡Y era la principal promesa demagógica de Macri! Los números del Observatorio Social de la Universidad Católica revelaron que con Macri hay 1.4 millón de pobres más. Esas estadísticas se van quedando cortas, por el aumento de niños que necesitan comer en las escuelas porque en la casa no pueden.

Y no lo dice el PL. La oligárquica FIEL informó que la inflación de mayo fue del 3.1 por ciento y que en los últimos doce meses fue del 40,6 por ciento. La Canasta Básica Total para una familia tipo, según la misma entidad, fue de 10.766 pesos mensuales, que marca la línea de pobreza. Varios gremios afirman que se necesitan 16.000 pesos para vivir con un mínimo de dignidad.

Para Macri todas esas son suposiciones; repite la mentira de que en el segundo semestre todo será mejor. Ese período ya empezó y la perspectiva sigue siendo muy sombría.

Macri envió un proyecto de ley ómnibus con una supuesta mejora a un tercio de jubilados, a costa de resignar 40 o más por ciento de sus juicios ganados o por ganar, por reajustes previsionales. El paquete contiene varias víboras venenosas.  Una es que se autoriza a vender las acciones de empresas en poder del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses, una reserva e inversión importante estatal. Otra víbora es que prevé una reforma previsional para un sistema que no será ni público-estatal, ni de reparto. Se prevé una nueva privatización al estilo de las AFJP menemistas. Entonces mandaban empresas como Máxima, del banco HSBC, con el gerente Francisco Cabrera, hoy ministro macrista de “Modernización”.

Y lo peor de todo es que esa supuesta mejora a los abuelos va enganchada a un blanqueo de capitales no declarados en el exterior, de quienes fugaron plata y no pagaron impuestos. Puede haber dinero proveniente de delitos más graves.

Coherente, el PL se opuso a un blanqueo del gobierno de Cristina, y lo reitera ahora con Macri. ¡Ningún blanqueo! ¡Que se investigue y castigue a los fugadores de capitales no declarados, entre los cuales puede estar el mismo Macri con sus 18 millones depositados en Bahamas!

 

Politizar la resistencia

Con las barbaridades cometidas contra el empleo y la calidad de vida de los argentinos, siempre en beneficio de minorías explotadoras, el gobierno está “incendiando la pradera”.

Hay paros y marchas sindicales, de CTEP y comedores; protestas de ciudades contra los tarifazos, incluyendo a vastas capas medias, autoridades municipales y hasta gobernadores de algunas provincias; marchas masivas de docentes universitarios y las cooperativas de FACTA, quejas de las Pymes, repudios de organismos de DD HH, periodistas, artistas, intelectuales, de Telesur, Prensa Latina y muchos otros medios democráticos como C5N, CBA24N, Página/12, LA ARENA,  semanario Tiempo; jueces que dictaron cautelares, etc. Todo eso y mucho más indica que aumenta la resistencia contra el gobierno del ajuste, los despidos, los tarifazos y la inflación. Incluso, hay que decirlo, pone su granito de arena el Papa, con sus mensajes explícitos o no contra el neoliberalismo.

El pueblo argentino, que muchos creían anestesiado, no ha perdido la memoria de defender sus derechos. Otra cosa que salta a la vista es que, frente al macrismo criminal, hay que poner en segundo plano las diferencias existentes al interior del campo popular, como han hecho las dos CTA de Yasky y Micheli al convocar juntas a la protesta del 2 de junio pasado. ¡Así se hace!

Sigue faltando un elemento imprescindible: un frente político antiimperialista y democrático, que politice y encabece la resistencia.

Está probado que ese rol no puede dejarse al FPV-PJ. Su Consejo Nacional por lista única está encabezado por Gioja, Scioli, Caló, Corpacci, Insfrán, Fellner, Pichetto, Urtubey, Espinoza, Negre de Alonso y otros notorios elementos de centro-derecha y derecha.

Con excepciones como la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, y el de Ensenada, Mario Secco, aquéllos son dirigentes que acordaron el pago a los “fondos buitres”, desalentaron la marcha gremial contra el veto a la ley antidespidos, apoyan a la burocracia de las CGT, miran con buenos ojos el blanqueo corrupto de Macri, negocian con éste la ampliación de la Corte, no han condenado el golpe en Brasil, etc.

El PL reitera su llamado a las fuerzas populares, de izquierda y centro-izquierda, a unirnos en un frente antiimperialista para impulsar la protesta social y politizar las luchas, para pegar duro sobre el gobierno, sin darle treguas ni entrar en componendas con el presidente de los monopolios y subordinado a Estados Unidos.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.