Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

De cómo los medios cubren a Macri

A partir de la filtración de documentos del estudio Mossack Fonseca, especialista en ocultar patrimonios, se desató un escándalo de corrupción a nivel mundial que costó la cabeza del primer ministro de Islandia y un ministro español. Los especialistas coinciden que esas empresas offshore se montan para evadir impuestos y/o lavar dinero. Son delitos y en consecuencia, quien es dueño de una empresa de esas características es un delincuente, ya sea un privado, un ministro o un presidente. El presidente argentino apareció involucrado en una firma offshore en Las Bahamas, llamada Fleg Trading. Luego apareció en Panamá una segunda: Kagemusha. Ninguna estaba declarada. Y posteriormente, Macri declaró activos en las Islas Bahamas por 18 millones de pesos. El año anterior, había señalado una suma similar, pero dividida en una cuenta en Estados Unidos y otra en Suiza.

La reacción del gobierno nacional fue negar que el presidente estuviera involucrado en esas cuentas. Pero las evidencias, lo llevaron a admitirlas. Hasta el New York Times, consideró la situación del presidente como una de las “acusaciones más graves”, resaltando que el argentino y otros 12 importantes líderes políticos constituyeron sociedades secretas offshore en paraísos fiscales para “proteger su vasta riqueza”.

El juez Sebastián Casanello ordenó una serie de medidas  en la causa que surgió de los Panamá Papers, en la que investiga a Macri por presunta omisión maliciosa en su declaración jurada de empresas offshore en las Bahamas y Panamá.

Busca determinar si se cometieron delitos en primer lugar, a partir de que no las declaró en sus declaraciones juradas como diputado, jefe de gobierno de la CABA, ni como presidente. Macri busca que su padre, líder de Socma, lo despegue de esas sociedades en las que figura como parte del directorio. También solicitó y se le otorgó, que debido a “la gravedad institucional y al respeto que se debe a la investidura presidencial y a que se ventilan cuestiones tributarias confidenciales”, se mantenga en secreto el expediente. Busca también demostrar que no cometió el delito de “omisión maliciosa” al no incluir la información sobre Fleg Trading y por eso sus abogados pidieron a Franco Macri que entregue el estatuto social y todos los libros societarios, cualquier constancia de aceptación u renuncia de Macri como director/vicepresidente, y los rubros de sus declaraciones juradas relacionadas con las offshore.

En todo el mundo, los Panamá Papers, con los nombres y acciones de los involucrados, ocuparon las primeras planas de los diarios más importantes. No en Argentina. La “ruta del dinero K” y Lázaro Báez siguieron en el centro de la atención periodística y los análisis de los periodistas afines al gobierno, que logran un blindaje mediático para Macri y sus funcionarios.

El periodista Daniel Cecchini, afirma que, de alguna manera, se ha cerrado un círculo. El Grupo Clarín y su socio “La Nación”, punta de lanza de un discurso informativo único, lograron la hegemonía mediática que tienen hoy a partir de la apropiación de Papel Prensa, un delito de lesa humanidad cuyos responsables no han sido juzgados. Desde el monopolio de la  producción y venta de papel de diario-con precios diferenciales- que los favorecían y cuotas de producción que manejaron a su antojo, construyeron su poder actual, que incluye el manejo de medios gráficos, radiales y audiovisuales, a lo que se suma el control casi total de la distribución de las señales de cable. El gobierno de Cambiemos puso lo suyo: una de las primeras medidas fue desmantelar la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que apuntaba, entre otras cosas, a recortar esa hegemonía.

Este blindaje mediático al gobierno se ha puesto en evidencia en los Panamá Papers, pero también oculta la corrupción de sus ministros, presenta como positiva la devaluación, el pago a los fondos buitre, los tarifazos, los despidos, la baja del consumo, etc. ¡Hasta sería un acto de patriotismo que el corrupto anuncie que traerá sus 18 millones de pesos de paraísos fiscales!

Esta situación plantea un desafío a los sectores populares: buscar canales informativos, crearlos si es necesario, apoyar a los medios independientes, a aquellos comprometidos con la realidad de los países de la Patria Grande como Telesur, movilizar por la libertad de expresión, apoyar a los periodistas que han sido discriminados y sancionados por este gobierno, y  leer y difundir LIBERACIÓN, órgano de prensa del Partido de la Liberación.

 

ELENA RIVERO

Mostrar más

Elena Rivero

Luego de estar exiliada durante la dictadura fascista de 1976, Elena se incorporó al PL en 1985. Fue dirigente gremial de la oposición docente en Salta. Además, es fundadora de Casa de amistad con Cuba y la Patria Grande y de la Asociación de Derechos Humanos "Coca Gallardo". Forma parte del Comité Central del Partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.