Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

Las ABC y el Cordobazo

El 2 de junio, organizado por las Agrupaciones de Base Clasistas, se realizó en Córdoba la charla debate por el Cordobazo, en la sede sindical del SUOEM (sindicato de los trabajadores municipales).

Fueron oradores Irina Santesteban, dirigente de las ABC y delegada de Judiciales de Córdoba; Virginia Lázaro, delegada de ATE y miembro del Mosana – ENPL y el compañero Roberto Nájera, dirigente del SUOEM.

Irina planteó la necesidad de la lucha antiburocrática, tal como nos enseñara Agustín Tosco, y recordó el debate de este dirigente con José I. Rucci en 1973, donde confrontaron dos concepciones opuestas en cuanto a la dirección del movimiento obrero: el sindicalismo de liberación, con un programa político y de clase, y el participacionismo burocrático representado por el de la UOM.

Ella reivindicó a Tosco, Atilio López y René Salamanca, así como los programas obreros de Huerta Grande, La Falda, la CGT de los Argentinos y el de Sitrac-Sitram. Este último siempre “olvidado” aún por sectores progresistas. Y planteó la necesidad de que la clase obrera debe ser la columna vertebral y la cabeza dirigente de un proyecto político antiimperialista y por la liberación nacional y social.

Virginia se refirió a la lucha del sector salud en Córdoba, con sus dificultades y la necesidad de articular y organizarse con otros sectores estatales la defensa de los puestos de trabajo, del salario y del servicio público de salud.

Finalmente, Roberto habló de su experiencia en los años 70, en los que fue miembro de la conducción clasista del SMATA que dirigía Salamanca. Rescató el clasismo y a Vanguardia Comunista (hoy PL) en el cual militó, y convocó a las nuevas generaciones de militantes a aplicar políticas concretas que tengan en cuenta la realidad actual que ha cambiado mucho desde los ’70 en la esfera productiva, política y tecnológica.

De las intervenciones de los oradores y del debate posterior, surgieron ideas sobre la necesidad de la Unidad del movimiento obrero, pero no con los traidores; de la necesidad de que los dirigentes sindicales deben ser honestos y no corruptos; de que igual que en 1969, el enemigo principal de los trabajadores y el pueblo son los monopolios. Como conclusión, que hoy la lucha pasa por oponerse al ajuste de Macri, los despidos, el tarifazo, los aumentos de precios, impulsar la unidad de los sectores combativos para hacer realidad los ideales del Cordobazo.

 

CORRESPONSAL

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.