Liberación - Órgano de PrensaNacionales

Ni una menos: Marcha contra la violencia de género y los femicidios

El 3 de junio se realizó la segunda marcha convocada bajo la consigna #Niunamenos, contra los femicidios y en reclamo al Estado para que se implemente el Plan nacional para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres.

El femicidio es el asesinato de una mujer por su condición de tal, a manos de un varón que considera que “tiene derecho” a ejercer violencia contra ella, y hasta de quitarle la vida. La violencia contra las mujeres tiene profundas raíces culturales, históricas, y hasta jurídicas, cuando hasta hace muy poco tiempo, las mujeres casadas estaban obligadas a llevar el apellido de su marido, precedido por la preposición “de”, que denota propiedad.

En 2009 se sancionó la ley 26.485 de “protección integral de las mujeres para prevenir, erradicar y sancionar la violencia contra las mujeres”, cambiando el término “doméstica”, por el de los ámbitos donde ellas “desarrollen sus relaciones interpersonales”. Esto fue muy importante porque se trata de prevenir y erradicar la violencia no sólo la que sucede adentro del hogar, sino también la que sufren las mujeres en el espacio público, en el trabajo, en su vida social o profesional.

La ley define y sanciona como “violencia” no sólo los malos tratos físicos, sino también los ataques verbales, la violencia psicológica, patrimonial, sexual, simbólica, obtétrica, laboral e institucional. Esto es muy importante para sancionar los mensajes machistas y discriminadores que a diario se ven, por ejemplo, a través de la televisión, los avisos publicitarios, los programas de entretenimientos, etc. Al reproducir estereotipos que ponen a la mujer en un lugar de inferioridad y sumisión, cuando no de objeto sexual, se transmiten valores que luego son justificadores de la violencia.

Por ello, es necesario desenmascarar los dobles discursos de algunos dirigentes políticos y comunicadores, que se rasgan las vestiduras ante los casos de violencia de género o los femicidios, pero luego son cómplices de un discurso que promueve actitudes violentas.

Las compañeras y compañeros del Partido de la Liberación marchamos para sumar nuestra voz contra la violencia de género, y también para denunciar las políticas de ajuste del macrismo que han reducido presupuestos de programas que tenían por objeto la prevención de la violencia contra las mujeres.

En ese marco acompañamos el reclamo del colectivo #Niunamenos de que se ponga en marcha el Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, que prevé la ley 26.485 y que no se puso en vigencia a pesar de haber transcurrido seis años desde su sanción. También apoyamos el reclamo de que se declare la Emergencia en materia de violencia de género, para que se aprueben los recursos necesarios para implementar planes de prevención que protejan a las mujeres y sancionen a los violentos.

Y como parte de esa campaña, desde el PL exigimos la libertad de Milagro Sala, detenida injustamente por el gobierno de Gerardo Morales y el Poder Judicial de Jujuy, que constituye un caso de doble violencia, política y de género.

IS

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.