Liberación - Órgano de PrensaNacionales

Cárcel a los corruptos, vengan de donde vengan

El Secretariado Nacional del PL publicó una declaración el día 18/06/2016, titulada “Cárcel a los corruptos, sean de donde sean”, en la que se afirmaba que quienes usan el Estado para enriquecerse y concertar negociados que termina pagando el pueblo argentino, deben ser enjuiciados e ir presos.

Hay que separar la paja del trigo, porque detrás del exceso de noticias amplificando algunos casos y ocultando otros, se esconde una intencionalidad política del gobierno de Mauricio Macri y los medios hegemónicos, para tratar de desviar la atención de hechos que los involucran. Por ejemplo, las empresas off shore del presidente, que él reconoció como “un error”. O la causa judicial del actual ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, por 60 millones de dólares, luego de su paso en la intervención de Corrientes, en la que fue sobreseído por prescripción.

A esta altura, negar que hubo funcionarios corruptos en los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, sería indecente. El PL, que apoyó al kirchnerismo en  sus buenas medidas, siempre reclamó que apartara a funcionarios acusados de corrupción, como el ex vicepresidente, Amado Boudou. En aquellos años, desde el gobierno y la militancia K se negaba o minimizaba la corrupción. Y a quienes la señalábamos, nos acusaban de ser “funcionales a la derecha”. Si nos hubieran hecho caso, ahora no se sentirían “engañados” por José López. Y CFK no sentiría un “puñetazo en el estómago” al enterarse del escándalo de los bolsos del ex funcionario de la cartera de Julio De Vido.

Aún con esas críticas, afirmamos que en los doce años fueron más importantes las buenas medidas, que los errores y hechos de corrupción. Pero es necesario que, desde la ex presidenta hacia abajo, el kirchnerismo haga una profunda autocrítica, por haber mantenido a funcionarios como Ricardo Jaime o José López.

Fueron importantes las declaraciones del bloque de diputados del Frente para la Victoria con Recalde a la cabeza, o La Cámpora, que han repudiado el accionar de López e instan a que se lo investigue y, eventualmente, condene. Pero a la vez hay que reconocer, como mínimo, que no hubo controles por parte del Estado, y eso generó perjuicios para el propio Estado y para el pueblo, por el accionar de funcionarios que se enriquecieron ilegítimamente. El general Perón solía decir (repitiendo palabras de Stalin) “los hombres son buenos, pero si se los vigila son mejores”.

Es mentira, como repiten el gobierno y los periodistas a sueldo del grupo Clarín –y también, lamentablemente, muchos argentinos influenciados por ellos- que los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner fueron los “más corruptos de nuestra historia”. Antes y mucho más, lo fueron la dictadura militar, el menemismo y la Alianza.

Para el PL es más grave la apropiación de Papel Prensa por Clarín que el caso López, pero un gobierno que se dice popular no puede cobijar a estos funcionarios, pues hacerlo le da pie a Magnetto para que sus medios hablen hasta el cansancio de “la corrupción K”, mientras él sigue siendo el dueño de una empresa robada a base de secuestros y torturas.

Macri fue director del privatizado Correo Argentino que le debía millones de pesos al Estado, en concepto de canon que nunca pagó. Y fue procesado por contrabando cuando estaba al frente de Fiat-Sevel. Las causas judiciales que tiene Macri no están siendo activadas. Esas noticias no salen en los canales de televisión, ni en los diarios o radios del grupo Clarín, ni en la televisión pública.

La corrupción debe ser castigada y ejemplarmente, hay ejemplos de ello en países como Cuba  Bolivia, donde funcionarios a quienes se les probaron hechos de corrupción fueron enjuiciados y condenados a duras penas.

En Argentina puede hacerse también, pero no serán ni Macri ni Lorenzetti quienes lo hagan, porque el primero es parte de una empresa que formó parte de la “patria contratista”, enriquecida durante la dictadura y demás gobiernos, con millonarios contratos de obra pública. Y tampoco se puede confiar en la Justicia argentina, que fue muy rápida para aceptar medidas cautelares para beneficiar al grupo Clarín, contra la Ley de Medios; o que tiene cajoneada hace años la causa Papel Prensa.

El PL repudia toda corrupción, venga de donde venga, pero alerta a las masas populares para que no se distraigan de temas fundamentales. López es un corrupto, es verdad, pero más daño le hace al país el gobierno de Macri con el ajuste antiobrero, los tarifazos, el pago a los fondos buitres y siendo furgón de cola de EEUU.

IRINA SANTESTEBAN

Mostrar más

Irina Santesteban

Irina milita en el Partido de la Liberación desde 1987. Es periodista y abogada, fue Secretaria General de los judiciales de Córdoba entre 2008 y 2014 y actualmente es delegada de su sector. Además, integra el movimiento de mujeres, las Agrupaciones de Base Clasistas (ABC) y forma parte del Comité Central del Partido y del Secretariado Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.