Liberación - Órgano de PrensaOtras notasPortada

Más para los que más tienen y más deuda para el país

Según la consultora CEOP un 60% de los argentinos piensa que la gestión de Macri toma medidas que favorecen “a los más ricos”. Y no están equivocados porque todas las medidas de este gobierno han redundado en una gran transferencia de ingresos hacia los sectores más concentrados de la economía.

Una de las primeras medidas fue reducir/eliminar las retenciones a las exportaciones de agro y la minería, lo que implicó que esos sectores de la economía fueron beneficiados porque dejan de pagar como debían hacerlo, y consecuentemente, el Estado deja de percibir un importante ingreso, que, para los primeros 5 meses del año, se calcula en 10.208 millones de pesos.

Otra disposición fue la desregulación de las tasas de interés que tomó el Banco Central, cuyo presidente es el procesado Adolfo Sturzenegger. Los bancos pagan a los ahorristas un 28% de interés por sus depósitos, y prestan ese mismo dinero a un 38%.

La devaluación había sido anunciada por Macri. El dólar se elevó de 9,6 pesos (diciembre 2015) a 14,5 pesos (en abril 2016). Eso benefició en primer lugar a los exportadores, que al vender sus productos con un dólar más alto, han obtenido ganancias extras (calculadas en 70.000 millones de pesos).

La devaluación impactó en los precios de los bienes de consumo y las tarifas, provocando una inflación de 26% en el primer semestre de 2016, proyectándose una inflación interanual de 44%. Ese aumento de los precios muy por encima de lo que aumentaron los salarios y jubilaciones también expresa una transferencia de ingresos desde los consumidores, con ingresos fijos hacia los formadores de precios, las alimenticias, distribuidoras, productoras, etc.

Esa enorme transferencia desde los trabajadores y sectores populares hacia bancos, exportadores, formadores de precios, etc. es lo que se ve luego en la encuesta de CEOP. El 60% de los argentinos piensa que “Macri gobierna para los ricos”. ¡Tienen razón!

Como contrapartida, según el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, en ese mismo período la pobreza se elevó desde el 27% al 34% de la población, lo que significa que hay 1,4 millón más de argentinos que ingresaron a la pobreza.

Así, el gobierno que ganó las elecciones prometiendo acabar con la inflación, con el “impuesto al trabajo” y con la pobreza, agravó estos problemas, perjudicando ostensiblemente a las clases medias y bajas de la población.

 

DE NUEVO LA DEUDA

Macri volvió a embarcar a la Argentina en el endeudamiento. Pagó dólar sobre dólar, todo lo que ordenaba el fallo arbitrario del juez Griesa, premiando a los fondos buitres, que no habían querido entrar en la negociación por pretender que se les pague mucho más de lo que ellos habían abonado por sus títulos. Y no fue sólo Macri, porque el acuerdo fue votado en el Congreso, aprobándose por una amplia mayoría, incluso de diputados y senadores del Frente para la Victoria.

Para pagar a esos fondos buitres, el gobierno tomó deuda por un valor de 16.500 millones de dólares, prometiendo en ese momento que no se iba a tomar más deuda durante 2016.

A tres meses de esos hechos, Prat Gay rompió esa promesa y volvió a emitir deuda por 2.750 millones de dólares, en dos etapas. Algunos de los bancos que intervinieron en esa colocación, cobrando buenas comisiones, son el Credit Suisse Securities LLC; Deutsche Bank; Merril Lynch, Morgan Stanley & Co., entre otros. Las provincias están anotadas con proyectos de endeudamiento por 9.000 millones de dólares, con lo que en estos pocos meses se habrá endeudado a Argentina en más de 30.000 millones de dólares. Argentina “volvió al mundo” de la especulación financiera, una etapa que sufrimos durante la década del ´90 y que produjo la gran crisis de 2001-2001, con su secuela de hambre, desempleo y miseria para millones de argentinos.

 

IRINA SANTESTEBAN

Mostrar más

Irina Santesteban

Irina milita en el Partido de la Liberación desde 1987. Es periodista y abogada, fue Secretaria General de los judiciales de Córdoba entre 2008 y 2014 y actualmente es delegada de su sector. Además, integra el movimiento de mujeres, las Agrupaciones de Base Clasistas (ABC) y forma parte del Comité Central del Partido y del Secretariado Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.