Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

Escrache a Avruj, ¿secretario de DDHH, o “derecho y humano”?

El 4 de noviembre, justo mientras participábamos de la jornada de protesta y festival de las dos CTA en Córdoba, nos enteramos de la presencia del secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, en “Pensar Argentina”, un “ciclo de debates sobre las metas y desafíos del tercer siglo”.

Con los camaradas del PL y la agrupación estudiantil TUPAC, como participantes del Comité por la libertad de Milagro Sala, decidimos ir al lugar junto al Peronismo Militante y otros miembros del Comité. Queríamos hacerle escuchar al “señor” secretario el reclamo por la inmediata liberación de Milagro y de todos los presos políticos (eran 12 en total), que el fascista Morales y su jefe político Macri, tienen ilegítimamente privados de su libertad.

En un primer momento nos ubicamos en la entrada del lugar, con banderas y la pancarta que expresa la indicación de la ONU al Estado argentino de liberar a Milagro, entonando cánticos alusivos. Entrevistamos a algunos asistentes que abandonaban el lugar indignados con los dichos de Avruj abonando a la teoría de los dos demonios sobre la última dictadura militar-cívica. Luego de unos minutos visibilizando la intervención en la vía pública, decidimos ingresar al auditorio a cuestionar directamente al secretario. Con retratos de Milagro en mano y la pancarta, 35 compañeros irrumpimos exigiendo la inmediata liberación de Milagro y todos los presos políticos.

Ante certeros cuestionamientos sobre la irregularidad de las detenciones, las condiciones de detención, el procedimiento llevado a cabo y las directivas de ONU sobre el caso, Avruj decidió retirarse al ver que no podía excusarse en el discursito edulcorado y vacío, al que nos tienen acostumbrados el macrismo y sus socios.

En Jujuy hay persecución política, detenciones arbitrarias y prisión ilegal a líderes y militantes sociales que le dieron dignidad a miles y miles de personas excluidas por la oligarquía jujeña durante años. A Milagro la detuvieron por coya, por negra, por mujer y por pobre. El estado nacional, lejos de respetar la institucionalidad y la autonomía de las provincias, promueve y avala esta persecución y venganza política, con premios económicos al gobernador Morales. No hay derechos humanos en una provincia en la que se detiene “preventivamente” a una mujer con nueve hijos (el mayor de 15 años y el menor de 10 meses) a la cual se le niega amamantar a su bebé.

Exigimos la inmediata libertad de Milagro y repudiamos la persecución política y la criminalización de la protesta y la disidencia.

¡Por una Navidad sin presos políticos! ¡Avruj renunciá, juicio político a Morales!

EMI STORANI

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.