Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

Fidel vive en su legado

En nuestro país desde ya hace varios años funcionan los programas “Yo sí puedo” (campaña alfabetizadora) y el programa “Operación Milagro”, ambos financiados por el gobierno de Cuba.  Este último, primero se desarrollaba en la Clínica Junín, recuperada por sus trabajadores, y luego en la actual Clínica Oftalmológica Ernesto “Che” Guevara. Para saber más de este último programa dialogamos con la directora, la Dra. Lucía Coronel.

Ella nos contó que Operación Milagro es un programa solidario Cubano que se inició en 2004, con la colaboración de Venezuela. En las campañas de alfabetización “Yo sí puedo”, se encontraran la problemática de la “ceguera prevenible” que padecían muchas personas adultas y que les impedían leer.  Los dos grandes flagelos que en ese momento llevaban a muchos adultos a la ceguera en Venezuela, eran el Pterigion o “carnosidad” que cubre el ojo y la catarata, ambos curables con tratamiento quirúrgico. Estas patologías siguen afectando a muchos países llamados “en desarrollo o subdesarrollados” y que a pesar de tener tratamiento, su costo es muy elevado por lo cual no todas las personas tienen acceso sobre todo en sistemas mercantilizados como el nuestro.

En una primera etapa los pacientes pesquisados eran trasladados desde Venezuela a Cuba para ser operados, cosa muy costosa y engorrosa, por lo que se fueron construyendo centros oftalmológicos en suelo venezolano y se formaron a muchos oftalmólogos en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM),  para luego volver a su tierra a brindar los conocimientos adquiridos. Con el desarrollo del ALBA el programa comienza a expandirse por otros países.

En 2005 en el marco de la contra cumbre del ALCA, Fidel Castro plantea la posibilidad de extender el programa a nuestro país. De esa forma con el vuelo de regreso a isla de la delegación cubana, viajan los primeros pacientes argentinos a ser intervenidos.

Esta primera etapa Fidel se la encarga a su embajada en Argentina, y esta con la ayuda de casas de amistad, MASCUBA, Afeac, partidos políticos como el PL y el PC, organizaciones que comenzaban a construir la ayuda a Cuba, como así también funcionarios del gobierno nacional, se facilita el viaje de los pacientes,  que en algunos casos ni pasaportes tenían.

En el 2006 luego de la asunción de Evo Morales en Bolivia, Cuba acuerda la instalación estratégica de clínicas oftalmológicas en la frontera con Argentina. Ahora podían ser tratados pacientes bolivianos y también los argentinos sin necesidad de viajar a La Habana. Se crea la figura legal de una fundación, Un mundo mejor es posible (UMMEP), para evitar cualquier problema en el envío de fondos y equipamiento desde Cuba, en el marco de la deuda que este país tiene con el nuestro desde 1973 hasta la fecha, cuando el gobierno de Héctor Cámpora prestó U$S 1.200 millones a Cuba para que pudiera importar coches y otros productos. Deuda que a pesar de la solidaridad de Cuba con nuestro país y a pesar de sus apoyos a nuestro país en cuestiones limítrofes y en la deuda de Argentina con capitales extranjeros, ningún gobierno pensó en flexibilizar o condonar.

Se convocó a los médicos argentinos recibidos en la ELAM para realizar las pesquisas de los pacientes que viajarían a Bolivia a ser operados en  Villazón y Yacuiba. Cabe destacar que en ese momento, las autoridades sanitarias de Argentina (Ginés González García) no permitían que galenos cubanos y sus pares Argentinos formados en la isla, desarrollaran sus actividades en el país y menos que se pusiera una clínica oftalmológica. Con trabajo solidario de oftalmólogos argentinos que colaboraron con los cubanos, quienes debieron oficiar de “coordinadores y asesores”, se pudo pensar en generar un espacio en nuestro país para desarrollar el programa.

Comienza así a funcionar en el 2009, ubicada estratégicamente en la ciudad de Córdoba, el centro oftalmológico de Operación Milagro en la Argentina. Esta provincia fue elegida por su ubicación mediterránea, la relación histórica con el  Che y el que la Cooperativa Junín Salud, en cuyo segundo piso funcionó hasta el 2015, era una cooperativa.

En el 2015, gracias a la ayuda recibida luego de una campaña solidaria, más los fondos  enviados por Cuba, se construyó un lugar propio y se inauguró en el barrio San Martin, la Clínica Oftalmológica Dr. Ernesto Che Guevara.

Operación Milagro lleva en el mundo operados 3.9 millones de personas, de las cuales 48.000 son argentinos. Este programa es financiado del inicio por Cuba, pero luego en la mayoría de los países es absorbido por dichos estados. En nuestro país hasta el momento no tuvo apoyo económico del anterior gobierno nacional, ni del actual, ni del gobierno provincial.

Este sueño de Fidel comenzó en el 2004 y se hizo realidad en nuestro país con el esfuerzo de Cuba y de miles de argentinos que coordinan la solidaridad con Cuba. Operación Milagro proyecta seguir construyendo y ampliando la Clínica para poder albergar a los pacientes de lugares distantes durante su recuperación. Aquellos que nos sentimos hermanos de Cuba y seguidores de Fidel debemos aportar nuestra ayuda a la concreción de este nuevo sueño para que más hermanos puedan seguir recuperando su visión y exclamando “esto es un milagro”.

PABLO AGUIRRE

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.