Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

A reivindicar y estudiar el pensamiento de Fidel

En noviembre del año pasado falleció a los 90 años el camarada Fidel Castro Ruz, líder histórico de la Revolución Cubana y referente obligado de todos aquellos que soñamos con una Patria liberada, un continente unido e independiente y un mundo más justo, sin explotadores ni explotados.

El pensamiento y la obra de Fidel son imprescindibles a la hora de pensar, de qué manera militamos y actuamos en pos de aquellos objetivos. El Comandante, con sus ideas, sus escritos, y sus acciones, nos ha dejado muchas enseñanzas que debemos procesar, incorporar y aplicar creativamente. Esa es la lógica de los comunistas que aprendimos de Marx, Lenin, Stalin, Mao y el Che. Sin dogmatismos, atendiendo a la situación política y a las condiciones objetivas y subjetivas de cada lugar.

Fidel nos ayuda a pensar esas tareas. Su alegato “La historia me absolverá” es una lectura obligada de los argentinos, pues allí da cuenta de cómo encarar la lucha por la independencia y la etapa de la Liberación nacional y social. Queda clara la importancia de atender los reclamos del momento y plantear un programa que incluya, también, a sectores de la pequeña burguesía y el campesinado. Los cinco puntos esenciales enunciados en aquel trabajo fueron el programa político con el cual la Revolución Cubana alcanzó la victoria. Eran cinco leyes obreras, populares y antilatifundistas que se cumplieron luego de 1959 y fueron el puntapié inicial para un proceso que se profundizó luego en 1961 con la declaración del carácter socialista de la Revolución. La idea leninista de que la Revolución es por etapas, tiene en el caso cubano y en el liderazgo de Fidel uno de sus mejores ejemplos y de allí la importancia de estudiar ese proceso concreto.

Esa experiencia de Fidel atacando los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, que fracasó en términos militares, también enseña cuál debe ser la actitud frente a la derrota de los revolucionarios. Debemos ser como Fidel y tener una actitud de ofensiva política e integridad militante, como también tuvieron tantos camaradas desaparecidos por la dictadura fascista argentina. El modelo de Fidel alegando políticamente la justeza de sus acciones y de Roberto Cristina, gritando “Viva la Patria, viva la clase obrera, viva la Revolución” mientras era torturado en el Centro Clandestino de Detención “El Vesubio”, son los modelos a seguir.

Como estas, muchas son las enseñanzas que nos deja Fidel. Ya sea a la hora de analizar el peso de la deuda externa en los países capitalistas dependientes, la importancia del internacionalismo proletario y la solidaridad revolucionaria (que cubanos han aplicado estoicamente con la ayuda médica a Argelia en 1962, las guerrillas en Congo, Argentina y Bolivia, los 350.000 voluntarios fueron por tandas a combatir en Angola por pedido del MPLA -que aseguraron la victoria de Cuito Cuanavale y la independencia de Angola y Namibia y el fin del apartheid en Sudáfrica-, y los médicos cubanos en Haití, antes, durante y después del terremoto y también en África para combatir el ébola, etc), o las claves de la lucha antiimperialista, Fidel nos deja mucha letra.

Así, consideramos que una de las tareas para este 2017 es la reivindicación y difusión de las ideas de Fidel. La creación de grupos de estudio, charlas-debate, etc, tiene que estar a la orden del día. Se han comenzado por parte de los Movimientos Sociales al ALBA de las “Cátedras Fidel Castro” en Buenos Aires y Córdoba, y es positivo, aunque lamentamos que no se haya incluido ni coordinado con el Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba y quienes lo integramos. El MASCUBA viene levantando las banderas de Fidel, el Che y la Revolución Cubana desde hace muchas décadas, con sus Encuentros nacionales y regionales, denunciando el bloqueo yanqui, con actividades por la Libertad de los 5, en conmemoración del 26 de julio, etc. Como diría Mao, es momento de que florezcan “mil flores”: que el pensamiento y acción política de Fidel llegue a la mayor cantidad de compatriotas.

JUANJO GIANNOTTI

Mostrar más

Juanjo Giannotti

Juanjo es estudiante de historia, diseñador y trabajó muchos años en distintas radios de Córdoba. Forma parte del grupo solidario Mil por Cuba y de la Agrupación Estudiantil TUPAC. Colabora con la diagramación del periódico LIBERACIÓN y es miembro del Comité Regional del Partido en Córdoba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.