Liberación - Órgano de PrensaNacionalesPortada

Presentamos lista para recuperar el gremio de Judiciales

El 17 de abril, 6 meses antes de la finalización de su mandato, la actual conducción de la AGEPJ (Judiciales de Córdoba) convocó a elecciones para Comisión Directiva provincial y 23 sedes del interior. Serán el 23 de junio, cuando siempre fueron en setiembre u octubre. La excusa fue “preservar la autonomía” del Gremio en un año electoral, pero no se lo cree nadie, porque éstas son elecciones de medio término y en Córdoba sólo se eligen diputados nacionales. No es la primera vez que la elección gremial coincide con comicios nacionales, provinciales y/o municipales, incluso en fechas cercanas, pero nunca nadie objetó nada, y menos para adelantar sorpresivamente la fecha.

Confluencia está desprestigiada y quiso tomar desprevenida a la oposición, un método muy utilizado por la burocracia sindical, categoría en la que se han encuadrado en estos casi tres años que llevan conduciendo la AGEPJ, al incorporarse, sin asamblea previa, a la CGT oficialista. Esta es dirigida por el legislador de Unión por Córdoba (gobierna hace 18 años la provincia) y secretario general de empleados públicos, José Pihén.

Desde la agrupación “Judiciales Unidos”, igual nos preparamos y dimos batalla desde la asamblea para elegir la Junta Electoral, donde se evidenciaron los dos modelos diferentes en disputa: Confluencia presentando una propuesta con 3 candidatos, sin dar lugar a la oposición; y Judiciales Unidos proponiendo una Junta plural, integrada por mayoría y minoría, como había sido siempre en nuestro Gremio, incluso con las viejas conducciones que derrotamos juntos en 2008. Hoy, aliados a algunos de esos personajes, Confluencia ganó esa asamblea y se quedó con una Junta monocolor.

Los tiempos se aceleraron con un cronograma ajustado: 4 días hábiles para presentar la lista (que lo hicimos en tiempo y forma, a sabiendas que no iban a otorgar ninguna prórroga) y otros 4 días de exhibición del padrón provisorio, para formular tachas u observaciones.

Quienes conformamos la Lista “Judiciales Unidos”, ya vimos en estos casi 3 años de conducción, los métodos que utilizan los que se presentaron como el “cambio” que supuestamente hacía falta en el Gremio.

¡Y vaya si hubo cambios! Sin información y escasos boletines gremiales, poquísima disposición a seguir los reclamos que venían de nuestra conducción (Porcentualidad, Paritarias, Insalubridad para Policía Judicial, etc.), y menos aún a enfrentarse siquiera tibiamente con el TSJ y el gobierno provincial, los resultados están a la vista. Los compañeros se desafilian y las asambleas tienen escasa convocatoria. La ausencia del Gremio en los problemas cotidianos es el rasgo distintivo del “cambio”.

“Judiciales Unidos” presenta una alternativa bien clara a los afiliados y las afiliadas a la AGEPJ: recuperar el sindicato para ponerlo al servicio de la defensa de los intereses de los Judiciales; dejar de ser un Gremio sumiso y obediente, que negocia las migajas que el TSJ está dispuesto a otorgar, para luego mostrarlo como un “gran logro”. Fue evidente la “ayudita” de la patronal, con el otorgamiento de 650 ascensos a partir de mayo, un mes antes de las elecciones, sin estar siquiera aprobado el nuevo orden de mérito.

La lista está formada algunos que estuvimos en la conducción gremial en el período 2008-2014; y otros jóvenes que representan las nuevas camadas, dando alegría y mucha fuerza a los que ya tenemos muchos años de lucha sobre nuestras espaldas. Ellos serán el relevo para la construcción de una AGEPJ pluralista, defensora de los derechos de los Judiciales y la clase trabajadora en su conjunto.

Hubo “campaña sucia”, con publicaciones en el diario “Alfil”, un pasquín pagado por Unión por Córdoba, donde se intentó mostrarme como “agresiva” frente a un Cortelletti “dialoguista y conciliador”. Así y todo, esa publicación con olor a servicio de inteligencia, no lo deja bien parado al actual secretario general, y más en los difíciles tiempos que corren para los trabajadores, con gobiernos (nacional y provincial) que aplican el ajuste, que despiden, que precarizan el trabajo. En Tribunales hay 700 contratados, habiendo ingresado por concurso, algunos con hasta cinco años en esa precaria condición.

Nuestra consigna es: “PONGAMOS EL GREMIO DE PIE”. Y convocar a todos y todas a recuperar un modelo de sindicato democrático y participativo, que  luche por nuestras históricas reivindicaciones, hoy “olvidadas” por Confluencia: la Porcentualidad, el Convenio Colectivo y las Paritarias, la efectivización de los contratados, la Insalubridad para Policía Judicial, el mejoramiento de las condiciones de medioambiente laboral, contra el maltrato y la violencia laboral, el escalafón para los Equipos Técnicos, el mejoramiento del sector Maestranza y Mantenimiento, etc.

IRINA SANTESTEBAN

Candidata a secretaria general

Mostrar más

Irina Santesteban

Irina milita en el Partido de la Liberación desde 1987. Es periodista y abogada, fue Secretaria General de los judiciales de Córdoba entre 2008 y 2014 y actualmente es delegada de su sector. Además, integra el movimiento de mujeres, las Agrupaciones de Base Clasistas (ABC) y forma parte del Comité Central del Partido y del Secretariado Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.