Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

Aprender del ejemplo de Emilio Jáuregui

El 27 de junio se cumplirá un nuevo aniversario del asesinato, en Buenos Aires, de nuestro camarada Emilio Mariano Jáuregui. Además, el 7 de junio se celebra en Argentina el Día del Periodista, recordando la fundación de “La Gaceta” de Mariano Moreno y la efeméride sirve para rescatar a los comunicadores populares y comprometidos como Moreno, nuestro querido Emilio, y también Jorge Masetti y Rodolfo Walsh, entre tantos otros.

Emilio había sido Secretario General de FATPREN y había colaborado junto a Walsh, Ricardo De Luca y otros militantes en el periódico de la CGT de los Argentinos, que conducía Raimundo Ongaro. Además, había militado en el PCA, del cual se fue al calor de la Revolución Cubana y por las políticas reformistas y antiperonistas que la dirección de ese partido tenía en aquellos años.

En 1969 se había incorporado a Vanguardia Comunista (actual Partido de la Liberación) aunque lamentablemente su relación con el Partido no pudo madurar más. Es que a la salida de una manifestación en repudio a la visita del magnate yanqui Nelson Rockefeller fue acribillado por la Policía Federal de Onganía. Ese fue un duro golpe para la militancia popular argentina. Emilio tenía tan sólo 29 años. Tan querido y respetado era Emilio que sus restos fueron acompañados por una marea de trabajadores y militantes, que lo homenajearon a pesar de la represión. En su entierro en Recoleta hablaron Eduardo Jozami, con quien Emilio había visitado China en 1966; Ricardo De Luca, de obreros navales y CGT de los Argentinos, y el Secretario General de VC, Roberto Cristina.

Del ejemplo de Emilio hemos tratado de sacar siempre enseñanzas. Fue un periodista comprometido, que puso sus capacidades en el oficio al servicio del movimiento obrero participando del periódico de la CGT. Que trabajando en “La Nación” se organizó gremialmente para defender los derechos de los trabajadores y llegó a ser Secretario Adjunto y luego General de FATPREN, primer gremio intervenido por el dictador Onganía.

Convencido de su ideología marxista-leninista, entendió el sentido amplio que la lucha antidictatorial de entonces y por la Liberación Nacional debe tener. Por eso no dudó en construir con compañeros peronistas, del cristianismo por la liberación y de otras tendencias. Emilio sintetiza así algo tan necesario en esta Argentina del 2017. Militancia política antiimperialista, militancia sindical o reivindicativa en el frente de masas que corresponda y unidad amplia con el resto de los sectores populares. Partido, frente de masas y Frente Popular Antiimperialista son tres pilares que debemos seguir construyendo para enfrentar a la derecha reaccionaria y marchar por la Segunda y Definitiva Independencia.

SECRETARÍA DE PRENSA

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.