Liberación - Órgano de PrensaNacionalesPortada

Negocios varios de los monopolios con Macri

Mientras los trabajadores, tanto de la economía “formal” como de la “informal”, ven que pueden comprar cada vez menos, los sectores más concentrados, los monopolios, hicieron importantes negocios en este año y medio de gobierno macrista.

Los pequeños comerciantes e incluso las pequeñas y medianas empresas cuyos productos se orientaron al mercado interno, a lo que se compra aquí en el país, vieron caer sus ventas y en muchos casos optaron por reducir la producción afectando también puestos de trabajo.

¿Quiénes fueron entonces los ganadores del macrismo? Repasamos a continuación los rasgos generales y luego veremos algunos casos emblemáticos.

Un artículo de Hernán Herrera publicado en Economía Política para la Argentina (EPPA) muestra cuáles son los sectores que tuvieron los mayores ingresos durante el año pasado. Los grandes ganadores fueron: el sector agrícola-ganadero; las energéticas; la pesca; y la “intermediación financiera” (los bancos). Es decir, los que se beneficiaron de la eliminación de retenciones, los que fueron sostenidos por los tarifazos y los que aprovecharon las tasas altas y el endeudamiento masivo que impulsó el gobierno.

Por contrapartida, la industria manufacturera y la construcción sufrieron las mayores caídas durante el año pasado, aunque esta última muestra alguna recuperación en este año electoral.

Al interior de cada uno de esos sectores, el reparto no es parejo: como es propio del capitalismo, y más aún en su versión neoliberal, los grandes actores ganan mucho más que los pequeños.

Un artículo en iProfesional analiza los balances de un par de decenas de las empresas que cotizan en la bolsa. La gran mayoría terminó el año pasado en rojo, pero entre las excepciones más notorias estuvieron Aluar -que ganó en el segundo semestre $869 millones gracias a la devaluación y al aumento del precio internacional del aluminio. Esta firma pertenece a Javier Madanes Quintanilla, uno de los 14 individuos más ricos del país según Forbes y es dueños de un vasto imperio offshore que le asegura mantener sus ganancias fuera de la mira fiscal.

Otra de las grandes ganadoras fue Agrometal, fabricante de Monte Maíz, otra muestra de que el sector agroexportador estuvo de parabienes.

El mismo artículo señala que en los balances del primer trimestre de 2017 se revela el aumento de la facturación de las energéticas AES, Pampa Energía, Edenor, Transportadora Gas del Sur y Albanesi. En esas firmas aparecen nombres repetidos: Marcelo Midlin, Rogelio Pagano y Alejandro Macfarlane compartieron la propiedad de Edenor; Macfarlane se hizo recientemente de la Transportadora Gas del Sur, vendiéndole la proveedora de luz platense EDELAP a Pagano. Midlin es dueño de Pampa Energía junto al magnate amigo de Macri, Joseph Lewis, además de haberse adueñado de acciones de Petrobras -que estaban en poder del Estado- y de la constructora IECSA que perteneció a Macri y que está fuertemente relacionada con la empresa brasileña famosa por las coimas, Odebrecht.

Con tanta ayuda oficial, no es extraño que Pampa Energía haya ganado en los tres primeros meses de 2017 el quíntuple que en el mismo período del año pasado.

En el plano de los multimedios de comunicación, el gobierno fortaleció al monopolio Clarín con la eliminación de partes sustantivas de la Ley de Medios, la habilitación al grupo para participar de la telefonía fija y móvil, así como el acceso al espectro 4G sin siquiera haber licitado ni haberse comprometido a inversiones. Además, la pauta oficial benefició groseramente al grupo que dirige Magnetto, recibiendo el triple de su más inmediato seguidor (Telefé).

En un relato liberal, el gobierno debería intervenir para evitar el crecimiento de monopolios a través de la aplicación de medidas específicas. Esa tarea estaría supuestamente a cargo de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, que depende de la Secretaría de Comercio… a cargo de Miguel Braun, cuya familia es dueña del monopolio supermercadista La Anónima, y pariente de Marcos Peña. La Anónima aumentó groseramente los precios durante las inundaciones de Comodoro Rivadavia.

El gobierno de Macri es de los monopolios y para los monopolios; sigue la lógica de éstos de ganancia rápida, superexplotación y sumisión al capital internacional. Para revertir el desastre de la política actual es necesario recorrer el camino opuesto: unidad antiimperialista para enfrentar y derrotar a los monopolios

JORGE RAMÍREZ

Mostrar más

Jorge Ramírez

Jorge trabaja como docente universitario en la UNSa. Actualmente es el Secretario General de la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Salta (ADIUNSa) y forma parte del Comité Regional del Partido de la Liberación en Salta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.