Liberación - Órgano de PrensaNacionales

Unificar luchas en defensa de los Convenios Colectivos de Trabajo

Macri sigue impulsando la flexibilización de los convenios colectivos de trabajo a la medida de lo que pretenden los monopolios. Lo que empezó en Vaca Muerta se extendió a otros sectores petroleros, la industria automotriz, la construcción y también a los textiles. En el comercio, impulsado por las grandes cadenas de supermercados, también se empieza a contratar e imponer flexibilizaciones.

Es parte del recetario neoliberal que viene aplicando el macrismo. Generaron las políticas económicas que empujaron a una fuerte crisis devaluación y apertura de las importaciones, y ahora quieren, como si fuese un remedio, la flexibilización laboral. La historia demuestra que estas recetas llevan a situaciones aún peores de las que vivimos en este momento.

En el Estado nacional, las provincias y los municipios también se avanzan en este sentido. El acuerdo entre el gobierno y el líder de UPCN, Andrés Rodríguez, en las ultimas paritarias incluyen pagos por presentismo y productividad que van en contra de los derechos laborales de los estatales. Se impuso una suma por presentismo que para cobrarla los trabajadores deben renunciar a la posibilidad de hacer uso de las licencias más elementales como por enfermedad, cuidado de familiar enfermo y lactancia. Lo mismo sucede en la provincia de Buenos Aires donde a partir de ahora se aplicarán descuentos en el cobro del “incentivo” si se usan estas licencias.

Las multifunciones o multitareas son otra forma de flexibilizar los convenios colectivos que el gobierno impulsa a nivel estatal y también entre los trabajadores industriales y de comercio. Bajo la lógica de aumentar la productividad sin miramientos sobre los derechos laborales se sobre carga de tareas con consecuencias negativas para el operario. Al mismo tiempo generan menos puestos de trabajo.

Vaca Muerta debe aleccionar a muchos dirigentes gremiales que creen que deben pactar estos nuevos condicionamientos para sostener los puestos de trabajo, aunque signifique pérdida de derechos y reducción de salarios. El gremio petrolero conducido por Pereyra mostró como un gran logro la modificación de ese convenio y hoy las pérdidas superan los 2.000 puestos en esa cuenca y se amenaza con más. Este dirigente y senador fue en la comitiva presidencial que viajó a Houston para festejar la mudanza que Techint hizo de su planta de tubos sin costura.

La nueva ley de ART que el oficialismo y sus aliados aprobaron en el Congreso en febrero pasado es parte de este combo que vulnera derechos laborales y afecta en forma muy negativa la salud de los trabajadores y sus familias. Cambiemos impulsa la adhesión de las provincias a esta nueva ley aunque por el momento encuentran algunas dificultades para esto.

Y si seguimos enumerando nos vamos a encontrar al “Plan Maestro” del gobierno contra la docencia, las implicancias de las “low cost” entre los trabajadores aeronáuticos, la flexibilización laboral y pérdida de fuentes de trabajo en Sancor y la industria láctea, las modificaciones que impulsan los grandes empresarios en las condiciones de trabajo en el transporte y las denuncias que los trabajadores de prensa realizaron con relación a las multitareas en la importante movilización por el Día del Periodista.

Todo esto es razón suficiente para determinar que nuestro movimiento obrero necesita generar las herramientas, el programa y el plan de lucha para enfrentar en unidad estos avances contra los derechos laborales. El gobierno avanza por partes porque ahí su poder de fuego es mayor pero la respuesta de los trabajadores debe ser unificada, contundente y sostenida. No se puede seguir negociando por partes porque está demostrado que ahí es donde pierden los trabajadores. Hay que responder de conjunto, con un nuevo paro general y un plan de lucha. La clase trabajadora tiene la fuerza para revertir esta tendencia. No hay que perder más tiempo.

RUBÉN SCHAPOSNIK

Mostrar más

Ruben Schaposnik

Sapito empezó a militar en el PL en 2010. Trabaja en la Secretaria de DDHH de la Prov. de Bs, As; milita en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y es dirigente de la CTA de la Provincia de Buenos Aires. Hincha de Estudiantes y bilardista, Rubén forma parte además de las Agrupaciones de Base Clasistas (ABC) y del Comité Central del Partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.