Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

La lista Naranja hizo una buena elección en el CISPREN

El 22 de noviembre se realizaron las elecciones para Comisión Directiva del Círculo Sindical de la Prensa y las Comunicaciones de Córdoba (Cispren), en la que se presentaron dos listas: la oficialista Blanca, y la lista Naranja, de oposición.

La Lista Blanca, que representa la conducción de los últimos 15 años, que tuvo a la cabeza del gremio a Carlos Valduvinos, Guido Dreizik y Juan Carlos Giuliani, alineada en la CTA Autónoma y referenciada en la UP de Víctor De Genaro, llevó como candidata a secretaria general a Mariana Mandakovic, quien fue durante muchos años la presidenta de la Obra Social del Cispren y como adjunto a Javier De Pascuale, de Radio Nacional y la cooperativa Comercio y Justicia. Éste último reconoció que luego de ser un crítico de la conducción, se sumaba para “construir un ‘nuevo’ Cispren”. Sin embargo, muy poco explicaron durante la campaña cuál era lo “nuevo”, y menos aún la gravísima crisis económica y financiera que atraviesa tanto el sindicato como la Obra Social, con una deuda de muchos millones de pesos y decenas de juicios en su contra.

En lo gremial, el Cispren llegó a las elecciones con un padrón de 742 afiliados, menos de la mitad de lo que tenía hace no muchos años. Tampoco hubo explicaciones acerca de esta realidad, más que echarle la culpa a “la crisis” de los medios de comunicación. Autocrítica, cero.

Desde la Lista Naranja, que llevó a Víctor Beccaria y a nuestra compañera Irina Santesteban, como candidatos a secretarios general y adjunta, en cambio, hicimos una campaña basada en poner sobre la mesa los problemas que hoy atraviesa la organización sindical.

La situación de la Obra Social es una de las preocupaciones más fuertes de los trabajadores y trabajadoras de Prensa, y conscientes de ello, nuestra propuesta fue hacer una auditoría, para conocer el estado de la OS durante los últimos 10 años, única forma de establecer un plan para ponerla de pie y que vuelva a ser lo que fue hace 20 años: una de las Obras Sociales mejores de la provincia de Córdoba, a la que se afiliaban muchos trabajadores de otros sectores.

El bajo número de afiliados y la escasa participación de éstos en la vida gremial, fue otro de los temas que abordamos en las recorridas por los medios de Córdoba y también del interior, adonde encontramos compañeros afiliados que no habían visto nunca a los actuales dirigentes gremiales.

La precariedad laboral de un gran porcentaje de trabajadores, reflejada en la informalidad, los contratos basura, los bajos salarios, la no aplicación del convenio colectivo, etc., también fueron ejes de nuestra campaña, y nos comprometimos a dar la pelea contra esos abusos. Los despidos por cierres de medios, los retiros “voluntarios” en “La Voz del Interior”, etc., también fueron temas que abordamos en las visitas a los medios de Córdoba y el interior.

En esas recorridas pudimos constatar el reclamo de los compañeros y compañeras, de una mayor presencia gremial, tanto en lo reivindicativo, como en la cobertura de la Obra Social, casi inexistente en algunas sedes del interior.

Ganó la Lista oficialista con 298 votos, lo que representa un porcentaje aproximado del 65% de los votantes, mientras que la Lista Naranja obtuvo 134 votos. Destacamos los triunfos naranjas en el multimedios Cemdo de Villa Dolores y en Traslasierras; en El Diario de Villa María; en Radio Nacional de Córdoba; fruto de un trabajo militante y un esfuerzo enorme, para vencer las dificultades de una campaña hecha a pulmón, con escasez de recursos, pero con gran entusiasmo.

La lógica de nuestra ahora Agrupación Naranja, será seguir militando para sumar afiliados, ganar delegados y, hasta las próximas elecciones dentro de 3 años, seguir la lucha y la resistencia contra los despidos y la precarización laboral, exigiendo rendición de cuentas a la burocracia vaciadora del Cispren.

CORRESPONSAL

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.