Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

Otro atropello contra las Madres

El 29 de enero se presentó en la sede de la Asociación Madres de Plaza de Mayo una comitiva de funcionarios judiciales (enviados por el juez de feria Javier Cosentino) para realizar un inventario sobre el total de los bienes, por la causa en la que se lleva adelante la quiebra de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

Habilitando ilegalmente la feria judicial sin ningún fundamento y con intervención directa del poder Ejecutivo/Empresarial, sin aviso previo o notificación del allanamiento, se presentaron con la excusa de que los bienes que allí se encuentran pertenecen a la Fundación de las Madres. En realidad, dichos bienes no pertenecen a la Fundación sino, más bien, a la Asociación de las Madres, como bien explicó Hebe.

Las Madres, fueron notificadas del intento de allanamiento recién el domingo anterior por la noche, gracias a un rumor que manejaban sus abogados y no por una notificación formal y legal expedida por la Justicia, como corresponde.

Las Madres, junto a otros compañeros, hicieron guardia toda la noche en la Sede, esperando la requisa ilegal, para así impedir que se lleve adelante semejante atropello contra la memoria. No se buscaba ningún archivo o bien de la Fundación sino vaciar el lugar para impedir que siga funcionando la Asociación y amedrentar su lucha por los derechos humanos.

El lunes por la mañana, las Madres y demás compañeros resistimos el allanamiento, con lo cual los funcionarios judiciales labraron un acta por “impedir el accionar de la justicia” y amenazaron con que iban a volver junto a las “fuerzas de seguridad”. Esa Justicia no es tal, sino más bien un mero agente de la oligarquía y los monopolios. Que se dedica a inclinar la balanza hacia intereses contrarios a la clase trabajadora y el pueblo argentino.

Esta nueva embestida de la Corporación Judicial (socia y encubridora de la Ceocracia Macri) no hace más que reforzar el hecho de que se está desatando una verdadera caza de brujas contra las Abuelas, las Madres y contra todos los militantes, de la izquierda antiimperialista y del campo popular, que luchamos y militamos todos los días por un mundo más justo.

El PL dijo presente el lunes en la Sede, acercando su solidaridad y haciendo guardia junto a los demás compañeros que se encontraban allí, para resistir contra el atropello y recordando que la lucha de las Madres también es y será nuestra lucha. Las Madres y Abuelas de los compañeros detenidos y desaparecidos, también son las nuestras.

JULIÁN TAHIEL

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.