Liberación - Órgano de PrensaNacionales

Despidos y quita de derechos en Salta y Jujuy

En todo el país se produjeron más de 6.600 despidos y suspensiones durante enero, los que se suman a otras 3.330 cesantías de diciembre. Esta nueva ola tiene dos componentes: el ajuste en el Estado, con la eliminación de funciones esenciales y la reducción de cargos para disminuir el déficit fiscal; y la presión de las grandes empresas -amparadas por el gobierno- para obligar a los trabajadores a bajar sus pretensiones salariales y resignar conquistas.

El gobierno impulsa esta ofensiva aprovechando su victoria de las elecciones pasadas; forma parte de una profundización de su política, que se plasmó también en las reformas previsional y tributaria, y en el “pacto fiscal” con la casi totalidad de los gobernadores.

En Salta y Jujuy, la embestida pasa principalmente por los ingenios azucareros, donde los despidos operan de manera inmediata como presión contra los trabajadores y herramienta de persecución sindical. Los cinco ingenios despidieron a más de 1.000 trabajadores, dejando no sólo a sus familias sin sustento sino afectando a las economías de las regiones en las que cada uno se inserta.

Sólo en el ingenio Río Grande (Jujuy) no hubo despidos: sin embargo, pretenden que los trabajadores acepten que no haya aumentos, so pena de cierres y cesantías.

San Isidro: pertenece al peruano Grupo Gloria. El 21 de enero pasado comunicaron a los empleados que habían solicitado el procedimiento preventivo de crisis ante el Ministerio de Trabajo y habían resuelto cerrar la planta. El procedimiento, previsto en la ley de Empleo, les permitiría pagar la mitad de las indemnizaciones; sin embargo, debería haber continuado produciendo hasta que su solicitud fuera resuelta. No fue así: quedaron en la calle 700 trabajadores, quienes no tienen tarea aunque siguen percibiendo los sueldos. El cierre afecta también a los cañeros independientes que le venden su producción al ingenio, los camioneros que operan con la producción y la economía en su conjunto de un departamento que tiene algo más de 45.000 habitantes.

En San Martín del Tabacal (cerca de Orán, norte de Salta), la empresa controlada por la norteamericana Seaboard Corp despidió a fines de enero a 181 trabajadores, incluyendo delegados sindicales. Según el secretario general del Sindicato de Trabajadores del Azúcar, Martín Olivera, estos despidos ocasionarán que dejen de circular en el Departamento de Orán entre 7 y 9 millones de pesos, con grave conmoción en la economía.

Ledesma: la empresa de Carlos P. Blaquier, involucrada en secuestros de militantes y activistas en la “Noche del Apagón” de 1976, mantiene sus prácticas antiobreras. Despidió a 30 trabajadores, varios de los cuales se destacaron en la lucha por mejores salarios y condiciones laborales. Este ingenio, el más grande del país, pretende que los trabajadores resignen premios previstos en su convenio colectivo, bajo la amenaza de continuar con los despidos.

La Esperanza: su planta se encuentra en la localidad de San Pedro, Jujuy. Hace 15 años quedó bajo administración estatal; Gerardo Morales inició un proceso de privatización, previo a lo cual despidió a 300 trabajadores.

EN EL ESTADO

En Salta hubo despidos en varios municipios, aunque su número tenga menor incidencia que en la actividad privada. El año pasado fueron las cesantías en Rosario de Lerma, mientras que este año las de Cerrillos, General Güemes y Moldes, si bien en Güemes hubo marcha atrás de la comuna.

El pacto fiscal se operativizó en la provincia con un decreto que prevé la reducción del 20% en las estructuras del Estado. Urtubey, obediente a los lineamientos macristas, se prepara para reducir personal y congelar salarios.

Esta avanzada va generando una respuesta creciente. Los sindicatos azucareros resolvieron convocar a una caravana que recorrerá 200 km el lunes 19: comenzará en Hipólito Yrigoyen y llegará hasta General Güemes, pasando por Libertador San Martín y San Pedro. En tanto, la Multisectorial en lucha -que reúne a sindicatos, organizaciones políticas, sociales y de DD HH- llama a participar del acto de cierre de la caravana.

La lucha unitaria tendrá instancias previas en la capital salteña: el paro de ATE y la movilización contra el ajuste del 21 de febrero. En ese marco comienza a debatirse un programa común, en el que el PL y las ABC planteamos la necesidad de construir un frente antiimperialista.

JORGE RAMÍREZ

Mostrar más

Jorge Ramírez

Jorge trabaja como docente universitario en la UNSa. Actualmente es el Secretario General de la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Salta (ADIUNSa) y forma parte del Comité Regional del Partido de la Liberación en Salta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.