Liberación - Órgano de PrensaNacionalesPortada

24 de Marzo: Un leño que mantenga vivo el fuego popular

Se acerca un nuevo aniversario del golpe de estado de 1976 que instauró una dictadura militar-cívica con el objetivo de reprimir la lucha de clases en Argentina y que, a fuerza de balas y sangre, inició el camino de la política económica neoliberal en Argentina. Hace 42 años se iniciaba en nuestro país, en coincidencia con el Plan Cóndor a nivel regional, la etapa más oscura y dañina que hayamos conocido.

En ese marco, y como todos los años, se realizarán a lo largo y a lo ancho masivas marchas que recordarán y homenajearán a los 30.000 compañeros desaparecidos y a la gloriosa Generación del ’70 pero que también cuestionarán a un gobierno nacional que cada día intenta parecerse más a aquel inaugurado en 1976.

Sin llegar al punto de decir que el gobierno de Macri es una dictadura, si debemos decir que representa a los mismos intereses económicos que representaba aquella, con una política que apunta a destruir y vaciar el Estado, favoreciendo a los monopolios extranjeros, a la gran burguesía nacional y a la oligarquía terrateniente. Lo hace además vulnerando derechos, quitando beneficios básicos para los más humildes, como los medicamentos gratuitos de los jubilados y o el plan Conectar Igualdad para los chicos, por nombrar algunos. También en sintonía con la lógica de Videla y compañía, este gobierno no duda en reprimir para llevar adelante su plan de ajuste. No hay un plan sistemático de desaparición de personas, pero se le ha dado vía libre a las fuerzas represivas para que descarguen todo su poder de fuego sobre la población. Así, se reprime movilizaciones populares como la del 1° de septiembre en Plaza de Mayo o las del 14 y 18 de diciembre frente al Congreso y se detiene masivamente en verdaderas razzias y cacerías. También se asesina, como sucedió en el sur con los jóvenes Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, en el marco del conflicto entre terratenientes extranjeros como Bennetton y Lewis y mapuches que pretenden recuperar lo que es legítimamente suyo. En el mismo sentido, Mauricio Macri y Patricia Bullrich han hecho política de estado a la Doctrina Chocobar, que permite a la policía disparar primero y preguntar después, y que se cobró hace unos días la vida de un niñito en Tucumán. El asesino dispara con la impunidad de saber que el gobierno nacional lo respalda.

Otro punto importante de la política represiva macrista tiene que ver con los presos políticos. El gobierno nacional y sus aliados de las provincias inauguraron esa práctica en enero de 2016, cuando metieron presa a Milagro Sala. Se fueron sucediendo una tras otra causas flojas de papeles, que no pudieron ser comprobadas pero que permitían al gobierno jujeño mantener a Milagro presa. Fue gracias a la lucha popular y el trabajo de equipo de abogados que hoy Milagro puede al menos estar en prisión domiciliaria, beneficio que, dicho sea de paso, reciben cada vez más y más genocidas condenados por crímenes de lesa humanidad.

A la prisión de Milagro y otras compañeras de la Tupac Amaru hay que sumar también la prisión de una veintena de militantes populares y ex funcionarios kirchneristas, cuyas causas tienen también poco sostén jurídico. Luis D’Elia, Fernando Esteche, Facundo Jones Huala -a quien la justicia de Río Negro aceptó extraditar a Chile, reeditando un juicio que ya había resuelto no extraditarlo-, Yussuf Khalil y también Carlos Zaninni y Jorge Timmerman, entre otros, son parte de esa persecución que tiene como objetivo meter también presa a Cristina Fernández.

En ese contexto general desde la Comisión de Homenaje a los Desaparecidos y el PL creemos que el documento que se lea en el cierre del 24, y el sentido que a esa marcha se le dé debe estar empapado con estos elementos y debe ser explícitamente crítico del sentido que el gobierno de Macri, Bullrich, Oscar Aguad y Marcos Peña le da a la política nacional. Consideramos que no debe haber ninguna concesión a los gobiernos provinciales que han sido y son socios, por más de ser de otro partido político, de Macri. Creemos además que, con límites y dificultades, la lucha de clases en Argentina va avanzando, así lo demuestran la marcha por Santiago el 1° de septiembre y aquellas contra la reforma previsional, como así también las 400.000 personas que coparon Plaza de Mayo el 21F y las cientos de miles de mujeres que salieron el 8M. Que MMLPQTP sea el hit del verano no tiene que ver con los fallos arbitrales a favor de Boca, tiene que ver con un descontento de buena parte de la población y que va en alza. La jornada del 24 de Marzo tiene que ser un leño que mantenga vivo ese fuego popular.

 

JUANJO GIANNOTTI

Mostrar más

Juanjo Giannotti

Juanjo es estudiante de historia, diseñador y trabajó muchos años en distintas radios de Córdoba. Forma parte del grupo solidario Mil por Cuba y de la Agrupación Estudiantil TUPAC. Colabora con la diagramación del periódico LIBERACIÓN y es miembro del Comité Regional del Partido en Córdoba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.