Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

Centros populares, herramienta de resistencia popular

Las crisis económicas siempre calan hondo en los sectores populares y en las barriadas de nuestro país. Las medidas antipopulares del gobierno nacional y también provincial dejan una herida profunda en los más humildes compatriotas. Tarifazos de luz, agua, gas, aumento del transporte y de la canasta básica de alimentos atentan contra el día a día de las familias de los barrios.

La Coordinadora de Centros Populares se organiza hace más de 14 años junto con los vecinos en barrios de la ciudad de Córdoba donde las necesidades aprietan, creando un espacio para que los niños y niñas no sólo puedan compartir una merienda, sino también participar de talleres de música, comunicación, literatura, títeres y apoyo escolar.

Las demandas en estos años de trabajo fueron distintas. Desde la asunción del gobierno de Macri se observan necesidades alimentarias más contundentes, falta trabajo para las cabeceras de familia y el abandono del Estado se ve y se siente más.

En este contexto, abrir más centros populares es una salida parcial para combatir la crisis y además un espacio de participación para los vecinos que necesitan expresarse y organizarse. Por eso, con mucho esfuerzo, pronto se abrirá otro Centro Popular en barrio Nuestro Hogar III, una barriada de la periferia de Córdoba con necesidades de todo tipo, con un grupo de vecinos que entienden que la participación y la organización son fundamentales.

En ese sentido, las tareas a asumir tienen que ver con realizar Talleres de Género con mujeres, apoyar las trayectorias escolares de los niños y niñas en coordinación con las escuelas a las que asisten y crear huertas comunitarias para producir alimentos sanos para los hogares, entre otras cosas.

En un país signado por el desempleo, la falta de políticas públicas que atiendan las emergencias sociales, la doctrina Chocobar que asesina por la espalda, y la doble moral de una sociedad que no quiere el aborto legal para que dejen de morir mujeres pobres y no se indigna cuando matan a un niño de 12 años. Es urgente la organización, el rescate y atención a los niños y niñas de los barrios, de los cuales se olvidan en años como este, que no son electorales. La organización territorial es importante también porque desde abajo se construye la alternativa para la resistencia, más allá de que seguimos creyendo que el sujeto fundamental de cambio es la clase trabajadora toda.

Nos duele en lo más profundo las muertes, cómo la de Facundo Ferreira de doce años, el cierre de programas infantiles, el recorte de las asignaciones familiares. Lo dijo José Martí una vez; “hay un solo niño bello en el mundo y cada madre lo tiene”.

Por Facundo, por todxs los niños y niñas de nuestro país; Frente Antiimperialista y organización barrial para combatir el macrismo.

RAQUEL ESPÍN

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.