Liberación - Órgano de PrensaNacionalesPortada

Gracias a Macri y Vidal, no arrancan las clases

Todos los años el gobierno de turno se reúne con los docentes para discutir las paritarias libres para establecer el piso salarial a nivel nacional y luego discutir para adentro de cada provincia. Este año no comenzó de la misma manera ya que Macri y Finocchiaro anunciaron un decretazo. En enero de este año el gobierno de Cambiemos modificó la paritaria nacional docente a través de un DNU, esta medida afecta la discusión del salario mínimo vital y móvil ya que lo fija en un 20% de aumento, y además le quita representatividad a CTERA. Los dirigentes gremiales rechazaron la eliminación por decreto de la paritaria nacional docente, contemplada por la ley de Financiamiento Educativo y denunciaron la injerencia del gobierno nacional en las administraciones provinciales.

Los docentes no aceptaron la propuesta de un 15% de aumento en tres cuotas más un bono de presentismo que viene a castigar a los docentes que hacen paros, y una cláusula de revisión del acuerdo en octubre. Los gremios nucleados en el Frente de Unidad Docente piden un aumento del salario e implementar una “cláusula gatillo” que permita mejorar los salarios cuando la inflación supere el 15% previsto.

Las clases no comenzaron, se acordó un plan de lucha con paros, lunes 5 de marzo con una gran movilización concentrando en Congreso y marchando hasta el Ministerio de Educación Nacional, y martes 6 de marzo con cese de actividades.

Los gremios docentes aseguran que la primera jornada del paro registró una adhesión de entre el 85 y el 90%. Esta medida de fuerza causó un impacto en los medios de comunicación quienes al unísono con la gobernadora María E. Vidal intentaron demonizar a los docentes con declaraciones como: “No tomen de rehenes a los alumnos”, “los únicos perjudicados son los chicos”, “elevado nivel de ausentismo docente”, etc. Ademas de amenazar en varias oportunidades al secretario general de SUTEBA y secretario adjunto de CTERA, Roberto Baradel quien denunció públicamente este accionar de apriete, el mismo a que nos tiene acostumbrados/as este gobierno en cualquier tipo de protesta por los derechos vulnerados de cada trabajador/a por medio de la represión y el abuso policial.

La administración de Macri y Vidal ha demostrado en múltiples formas el desprecio por la escuela pública y las políticas educativas que favorezcan la calidad de la enseñanza en la provincia de Buenos Aires y el resto del país. Ya que en declaraciones la gobernadora comunicó que “nuestros hijos deben estudiar en escuelas privadas”. Por orden suya se están cerrando Bachilleratos de Adultos, cursos con poca matricula, desmantelamiento del programa FINES, PROGRESAR, precarización de becas estudiantiles, cierre de 49 escuelas rurales entre ellas diez escuelas en el Delta de San Fernando por tener baja matricula de alumnos. Paradójicamente en algunas escuelas del Conurbano bonaerense no hay espacio físico para acomodar las diferentes secciones del nivel secundario ya que comparten edificio con el nivel primario y en algunos casos los tres últimos años del secundario deben concurrir en el horario vespertino sin tener opción de elegir el turno.

El gobierno le mete la mano en el bolsillo a los docentes todos los meses. Descuentan por impuesto a la ganancia, paros (aún a aquellos que no los hicieron). Quieren un sistema de licencias por enfermedad confeccionado para dificultar e impedir que el docente pueda gozar de este beneficio que según el gobierno le significa muchos gastos ya que ponen varios suplentes para un mismo cargo. Si el docente solicita licencias prolongadas es porque en su gran mayoría son enfermedades laborales, psiquiátricas y otras que no son contempladas en la actualidad.

Seguirá la lucha docente, los paros y las movilizaciones porque este gremio no transa con el gobierno de Macri y Vidal. Al calor de estas estamos buscando crear las Agrupaciones de Base Clasistas.

DEL VALLE TERE

 

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.