InternacionalesLiberación - Órgano de Prensa

Libertad a la adolescente palestina Ahed Tamimi

El juicio contra la adolescente ícono de la lucha palestina Ahed Tamimi comenzó el martes 13 de febrero, a puerta cerrada en un tribunal militar de Israel. Normalmente los juicios a menores son a puertas cerradas, sin embargo, la abogada de Tamimi, Gaby Lasky, había dicho que esta vez sería abierto y que ella reclamó que así lo fuera. Aun así, sólo los familiares fueron autorizados a presenciar el juicio; mientras que los periodistas y diplomáticos han sido expulsados de la sala del tribunal militar de Ofer, en Cisjordania ocupada.

Luego el tribunal militar israelí aplazó el juicio por séptima vez consecutiva, hasta el 21 de marzo de 2018.

La joven es juzgada por 12 cargos, los que podrían costarle varios años de cárcel si es hallada culpable. En ellos se incluyen atacar a las fuerzas de seguridad, tirar piedras, participar en manifestaciones violentas, amenazas e incitación a la violencia. Todos estos cargos ocurridos años anteriores. Y el más reciente, sucedió el 15 de diciembre de 2017, donde la muchacha fue filmada abofeteando a soldados, luego que otro soldado israelí disparase a su primo de 15 años en la cabeza, causándole una deformación craneal. La tropa de ocupación había ingresado a su domicilio en la localidad de Nabi Saleh, Cisjordania, territorio palestino ocupado desde hace más de 50 años por Israel. Esto sucedió durante las manifestaciones en contra de Donald Trump, que dejaron el saldo de al menos 20 palestinos muertos y más de 350 niñas y niños palestinos encarcelados en territorio israelí. El magnate neonazi había reconocido a Jerusalén como la capital de Israel el pasado 6 de diciembre.

La abogada de Tamimi, Lasky, señaló que la ocupación israelí “es ilegal” y que por tanto “un tribunal militar de ocupación” no puede juzgar legítimamente a su representada.

Desde que comenzó la ocupación ilegal israelí en territorios palestinos, por medio de la guerra en 1967, y con la colaboración del imperialismo yanqui, la población palestina ha sido despojada de sus derechos fundamentales, alterando la vida diaria de los y las palestinas. Todo esto implica sufrir humillación, miedo y represión en la vida cotidiana del pueblo palestino.

Ahed, de 17 años, se convirtió en un gran símbolo de la resistencia palestina. Demostrando valentía y amor hacia su pueblo, enfrentando un posible encarcelamiento de hasta 10 años.

Los y las jóvenes de la TUPAC y el Partido de la Liberación seguimos su ejemplo de lucha por un país libre e independiente, peleando contra el imperialismo norteamericano e israelí.

¡Las autoridades de Israel deben liberar a Ahed Tamimi ya!

ÁNGELA OVIEDO

 

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.