DeclaracionesDerechos HumanosOtras notasPortada

Macri y la dictadura, distintos y muy parecidos

Volante del PL para el 24 de Marzo

Mauricio Macri llegó al gobierno con los votos de la derecha, del centro derecha y una parte del pueblo engañado por la propaganda de Clarín y demás pulpos informativos, influenciado por errores del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.
Esa diferencia de origen, haber tenido casi el 52 por ciento de los votos en noviembre de 2015, es lo que argumenta el gobierno del PRO-Cambiemos para decir que no es igual a la dictadura. Y es cierto. No sólo por el origen sino también porque hoy no existe el terrorismo de Estado y el genocidio que provocó 30.000 desaparecidos, previo secuestro y tortura en más de 600 campos clandestinos.
Allí se acaban las diferencias entre el gobierno de Macri y la dictadura militar-cívica. Casi todo lo demás es coincidencia, comenzando por que una y otra administración representan al imperialismo y la oligarquía, los monopolios y banqueros. Antes era Acindar y hoy son Acindar y Techint los que monopolizan la siderurgia. Antes eran Esso y Shell, y hoy están las mismas más Total, PAE, etc. Antes estaban el Citibank y Río, hoy son Santander Río, HSBC, BBVA, Galicia y Deutsche. Antes eran Bunge&Born y Molinos, hoy son Molinos, Arcor, Pepsico y Aceitera General Deheza. Antes era el grupo Macri y hoy siguen Macri, Midlin y Macro. Antes eran Ford, Renault y Fiat, hoy son los mismos con ocho terminales extranjeras más, en las que incursionó Macri con Sevel. Antes era la Sociedad Rural y hoy sigue esa bosta de la oligarquía, ahora más sojera que ganadera. Su último presidente, Luis M. Etchevehere, es ministro de Agroindustria de Macri.
Y la coincidencia mayor: antes eran el FMI y el Banco Mundial, y hoy son los mismos poderes financieros internacionales que recetan programas de ajuste antipopular, mayor endeudamiento y nuevas privatizaciones. Macri es el endeudador serial que en dos años nos endeudó en 138.000 millones de dólares; en 2018 deberá pagar 32.900 millones de dólares y si no logra reunirlos va a refinanciar con nuevo endeudamiento y más intereses a pagar por estas y futuras generaciones.
Más allá del envoltorio “democrático” y formas ahora no terroristas de Estado, el gobierno de Macri y el de Videla coinciden en el fondo. Son una dictadura del gran capital internacional y local, en contra de los intereses de la mayoría afectada por los despidos, la recesión, los tarifazos y la entrega del país.

MUCHA REPRESIÓN
Se vienen sucediendo las luchas de resistencia. Y allí Macri muestra su esencia represiva y opuesta a los derechos humanos. Hubo palos, gases y balas para Cresta Roja, despedidos municipales, azucareros de Salta, mapuches de Chubut y contra manifestantes por la aparición de Santiago Maldonado, contra el latrocinio previsional y la extradición de Jones Huala, etc.
Sin llegar al extremo de reponer campos de exterminio, Macri es partidario del “gatillo fácil” y de mandar la Gendarmería, la Prefectura, la PSA, la Federal y policías provinciales a reprimir las protestas populares.
Tienen presa política a Milagro Sala hace dos años y dos meses, a otras compañeras de la Tupac Amaru, a Esteche, D´Elía, Khalil, Zannini y muchos más presos políticos. Quieren impedir la lucha popular con la represión policial y en el futuro con el despliegue de las Fuerzas Armadas, con una “Fuerza de Despliegue Rápido”.
El PL pone en primer plano este 24 de marzo el reclamo de libertad de Milagro Sala y todos los presos políticos.
Propone una Coordinadora Sindical de Luchas para unificar los conflictos obreros y avanzar ya al paro general que demora la traidora burocracia sindical.
Plantea en política un Frente Antiimperialista con lo mejor de la izquierda, la centroizquierda y el kirchnerismo, en vez del rejunte electoral del PJ con tantos traidores.
El PL está acá todos los 24 de marzo porque tiene un compromiso de honor con la sangre de los 30.000 desaparecidos. Hoy venimos a homenajear a los 12 de la Iglesia de la Santa Cruz, donde nuestro partido perdió 5 valiosos camaradas: Ángela Auad, Raquel Bullit, Patricia Oviedo, Eduardo Horane y Horacio Elbert, entregados por Astiz y desaparecidos en la Esma.
Nosotros homenajeamos a esos camaradas. Macri, con la justicia adicta y el Servicio Penintenciario, busca que criminales como Astiz se vayan a casa. El PL está acá, como siempre. El PRO no está, ausente como siempre, porque la familia Macri hizo negocios con la dictadura y hoy tiene acuerdos políticos con el “Tigre” Acosta, Astiz y demás genocidas defendidos por la macrista Cecilia Pando.

¡Si el ajuste, la represión y las offshore son ley, el Argentinazo será justicia!

 

PARTIDO DE LA LIBERACIÓN (PL)
22 de marzo de 2018
www.partidoliberacion.org /// contacto@partidoliberacion.org

 

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.