Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

Anécdotas de nuestra participación el 24 de Marzo

En el Día por la Memoria, la Verdad y la Justicia, el Partido de la Liberación estuvo desde temprano en Plaza de Mayo para reivindicar a nuestros camaradas caídos y a los 30.000 detenidos desaparecidos, una generación de cuadros y militantes que nos dejaron fuertes enseñanzas políticas y humanas.

Cerca de las 11 de la mañana ya estábamos con nuestra mesa, banderas y los rostros de Roberto Cristina, Elías Semán, Jorge Weisz, Emilio Jáuregui, Beatriz Perosio y demás camaradas que nos observaban y acompañaban desde las rojas pancartas, desde aquellos tiempos de Vanguardia Comunista y revoluciones latinoamericanas. Un día de recuerdos y reflexión, pero también festivo, porque sabemos que ellos están vivos en cada pequeño paso que demos en nuestra militancia, cada día que decidimos no bajar los brazos y seguir peleando por una Patria verdaderamente libre, revolucionaria y socialista.

Uno de los primeros momentos emotivos fue el de que muchos compañeros de distintas organizaciones se quedaban mirando y fotografiando los rostros de nuestros caídos. Se acercaban a preguntar o simplemente a decirnos que conocieron o se relacionaron con ellos por aquella década del 70.

Otro de los momentos especiales fue cuando algunos camaradas ex VC y familiares, como Dora, la esposa de Jorge Weisz, y una hija, nos vinieron a saludar, felices por encontrarnos, por seguir levantando nuestras banderas y pancartas con el mismo entusiasmo de siempre. Se dieron charlas muy amenas recordando viejas épocas.

Ese mismo día más temprano tuvimos la buena noticia de que liberaron a dos de los presos políticos de Macri: Luis D´Elía y Carlos Zannini. Como varios saben, Zannini perteneció a Vanguardia Comunista por los años 70 y su secretario político de la regional fue Sergio Ortiz.

Nosotros estábamos a un costado de Av. de Mayo, cerca de la entrada a la Plaza con nuestras banderas características de Mao, el Che y las pancartas de los camaradas de VC. En el momento en que irrumpe la columna de HIJOS, la cual encabezaba junto a otros compañeros, “el Chino” Zannini se quedó mirando nuestras pancartas casi estupefacto. No podía desviar la mirada de nosotros al ver los rostros de Roberto Cristina y Elías Semán, sus viejos dirigentes de VC, junto a nuestras banderas que enarbolábamos con fuerza. Quizás su injusta prisión de estos cuatro meses le hizo recordar viejas épocas en nuestro Partido, más aún cuando vio aquellos rostros en las pancartas hechas por nosotros, los militantes actuales. Cuando salió de su sorpresa nos saludó amablemente diciendo que “nos conocía” y nos recibió un LIBERACIÓN.

El momento culminante del día fue cuando los Organismos de Derechos Humanos leyeron el documento final en donde incluían, como todos los años, a Vanguardia Comunista entre otras organizaciones de la época y pudimos gritar con toda la fuerza: ¡PRESENTES, AHORA Y SIEMPRE!

JULIÁN TAHIEL

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.