Derechos HumanosLiberación - Órgano de PrensaNacionalesPortada

Menos poder al Poder Judicial y más Justicia

El pasado 7 de diciembre, en el marco de la denominada “causa Nisman”, (Causa por el Memorándum de entendimiento con Irán) fueron detenidos, Héctor Timerman, Carlos Zannini, Fernando Esteche, Luis D´Elía y Yusuf Khalil. Luego de ser desestimada por distintos magistrados, el juez Claudio Bonadío con los mismos elementos procesó e imputó por el delito de encubrimiento del atentado a la AMIA y por traición a la patria a los ya mencionados y a la expresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. Luego en el caso de D’Elía, Khalil y Esteche quedó reducido a abuso de poder y “supuesto” encubrimiento por las escuchas ilegales, único elemento de prueba y bastante inconsistente. El argumento para ordenar las prisiones preventivas es que los ex funcionarios y dirigentes tendrían capacidad de obstruir la investigación dado que cuentan con “relaciones residuales” de cuando estuvieron en el poder. Pero la prisión preventiva debería imponerse como último recurso (según el Derecho Internacional de los DDHH, sólo cuando otros medios resulten insuficientes para garantizar que una persona comparezca en un juicio o para proteger la seguridad pública o la integridad de una investigación en curso).

En esta persecución político judicial y caza de brujas, donde queda sin efecto el Estado de Derecho hacia referentes políticos opositores con el único objetivo de silenciar toda oposición al modelo de ajuste y exclusión, con detenciones arbitrarias donde no se ha respetado el debido proceso en sus causas judiciales. Son meras operaciones de persecución contra líderes de la oposición, políticos, sociales, sindicales violando las garantías elementales que fija nuestra Constitución Nacional.

Zannini, D’Elía, y Khalil recuperaron su libertad. No así Fernando Esteche único detenido por la causa en el penal de Marcos Paz. Condenado de “hecho” ya que no hubo juicio, ni condena. Al tiempo que son liberados los otros detenidos, se le pidió a Fernando Esteche una fianza de $ 400.000. En un primer momento él lo consideró como inviable ya que su condición de docente universitario de la UNLP le impedía juntar dicha suma, pero sus hijas, familia y pareja abrieron una cuenta bancaria y en menos de 20 horas ya se duplicaba el valor de la caución, gracias a la solidaridad de muchas personas.  Pero el Tribunal negó la excarcelación, aludiendo que podía fugarse, cuando siempre estuvo a derecho de la justicia, ha salido en varias oportunidades del país y siempre ha regresado, pero en este caso como tiene otra condena se lo castigó: no puede gozar de libertad condicional, o en suspenso.

Fernando estuvo en 1996 en el penal de Caseros, en el 2007 en Marcos Paz, en el 2014 en Ezeiza, pero dice que esta es la peor de todas las situaciones de detención. Por el deterioro edilicio en el pabellón común que comparte sus días con 49 internos en un mismo lugar, y muchas de las veces es difícil esa convivencia, que esta población penal esta en el marco de la sociedad que se está cayendo a pedazos. Con más de 30 años de militancia Fernando es un preso político fácil, su libertad no va a depender del Poder Judicial, no espera justicia, sino una salida política. ¿Seguirá preso porque siempre estuvo del mismo lado?

Hay un retroceso que viene sufriendo el pueblo argentino en DDHH y sociales. Esta judicialización de la política, no es nueva, comenzó con la injusta detención de Milagro Sala quien lleva al día de hoy 817 días presa. La gobernabilidad está sujeta a los sectores financieros, el macrismo exhibe su revancha de clase con un mensaje de lo que puede pasarle a los que no están alineados con el oficialismo. La democracia está en peligro, quedaron demostradas con las causas de un Poder Judicial sometido. Este revanchismo se ve en la Argentina y Latinoamérica y resulta peligroso. Es un momento político complejo para el campo popular.

“Son tiempos raros, de fascinación, no importa ni la verdad, ni los procedimientos, importa la noticia para la TV (F. Esteche)

¡Libertad a Fernando Esteche y todos los presos políticos!

SABINA GARCÍA

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.