Liberación - Órgano de PrensaNacionales

Emergencia habitacional en Córdoba

Hace cuatro años las familias del Barrio Comunitario Parque Esperanza reclaman la posesión de las tierras en las que vivieron todo este tiempo, dejando a la vista el déficit habitacional en Córdoba y con ello la falta de responsabilidad del Estado para con estos ciudadanos.

El viernes 1 de junio, argumentando tener orden judicial, la policía de Córdoba desalojó a las 120 familias de la comunidad, destruyendo sus casas con topadoras y todo lo que habían construido en 4 años. 500 efectivos de la policía, entre ellos la Montada y Guardia de Infantería, montaron un desproporcionado operativo y reprimieron a los habitantes y a quiénes allí nos hicimos presentes para dar apoyo.

La situación no está fácil. Se dispuso una mesa de diálogo entre funcionarios y organizaciones sociales, y en la segunda reunión, a pesar de haber firmado un compromiso, no concurrió el ministro de Desarrollo Social Hugo Tocalli, quien es uno de los que debe dar respuestas. El gobierno ofreció un subsidio de 42.000 pesos por única vez, que no soluciona nada y menos aún en un contexto de devaluación e inflación galopante.

Los vecinos de Parque Esperanza, nucleados en la Cooperativa 12 de Junio y la Agrupación Jóvenes al Frente, reclaman que ese dinero se utilice para comprar los terrenos de Juárez Celman, que están en desuso especulando con un jugoso negocio inmobiliario.

Este conflicto político tiene como principal responsable al gobierno provincial de Juan Schiaretti quién en sus líneas de gobierno siempre benefició a empresarios, en este caso la empresa constructora URBANOR S.A. desarrollista del proyecto Barrio Norte.  El estado hace la vista gorda a los problemas sociales y siempre tiende una mano a sus amigos para negociar. Otra de las responsables directas es la Intendenta Miriam Prunotto, quien en palabras de los referentes barriales habría habilitado sin consultar, el uso de del suelo urbano para hacer un negocio inmobiliario.

 

POR LA DIGNIDAD DE LA VIVIENDA

Luego del aberrante desalojo, el 12 de junio se realizó una marcha para conmemorar los 4 años de la ocupación y producción de las tierras por los vecinos organizados. Participamos muchas organizaciones políticas, sociales y de Derechos Humanos, llevando la solidaridad y repudiando la represión con la que se realizó el desalojo y visibilizando la preocupación por la emergencia habitacional de la provincia.

Hasta el cierre de esta edición no hay novedad ni resolución que beneficie a las familias. Su situación sigue siendo una incertidumbre y en los días más fríos del año, pasan la noche apilados en una Capilla de la zona y con el socorro sólo de solidarias organizaciones sociales y políticas.

La emergencia habitacional, la desocupación y los tarifazos vienen calando profundo en los sectores populares. Los vecinos y vecinas de Parque Esperanza están esperando una pronta respuesta, una solución racional y un techo para vivir. Es hora de que el Estado se haga carga y deje de beneficiar a los poderosos y los monopolios. ¡Que se sancione la Ley de Emergencia Habitacional y se garanticen los terrenos para la población!

RAQUEL ESPÍN

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.