Liberación - Órgano de PrensaNacionales

Facundo Jones Huala, en huelga de hambre

El lonko de la Pu Lof en Resistencia de Cushamen, Facundo Jones Huala, inició el miércoles 30 de mayo una huelga de hambre por la negativa del juez Gustavo Villanueva de autorizarlo a realizar el Wiñoy Tripantu (año nuevo indígena) y contra la orden de detención de Lautaro González y Fausto Jones Huala, los jóvenes que fueron detenidos luego de que bajaran del cerro a Rafael Nahuel antes de que este muriera como resultados de las heridas de bala recibidas  en el marco de la represión del Grupo Albatros de Prefectura en la zona de Villa Mascardi.

El líder de la comunidad Mapuche donde Gendarmería desató la represión que acabó con la vida de Santiago Maldonado, está detenido en la Unidad 14 de Esquel desde el 27 de junio de 2017 a la espera de que la Corte Suprema resuelva si lo extraditan a Chile.

La medida había sido precedida de un comunicado donde el líder mapuche expresó: “ya no soporto, contemplé muchas posibilidades, entre ellas, pedir la extradición y enfrentar al winka usurpador chileno, generar caos en el servicio penitenciario y golpear al juez. Al final no realicé ninguna de esas, sólo estoy en sus manos, he asumido todo lo que he podido, me declaro en huelga de hambre”.

“Esta no es una huelga sólo contra la injusticia huinca, es un llamado de atención a nuestras autoridades mapuche, al pueblo combativo que logró sostener más recuperaciones de tierra, autodefensa, control territorial y autoafirmación identitaria”, dijo desde la cárcel. Y se dirigió a su pueblo: “Sean mapuches íntegros, enseñen eso a sus hijos, no a ser estúpidos wachiturros, ni ridículos reggaetoneros con boina, no somos gauchos, no somos rastreritos, no somos proletarios sino por imposición, somos la Nación Mapuche, una sociedad en cautiverio sobre nuestra propia tierra usurpada, donde crecemos pobres, maltratados y discriminados”.

Y agregaba: “Siento una gran decepción porque muchos peñis y lamuen, y entre ellos otras autoridades a los que aún banco y quiero más allá de lo político, se nos han rebelado respecto de nuestra línea política con excusas y en consecuencia también dividido en vez de multiplicar el movimiento. Hay un pueblo movilizado y levantándose, pero carece aún de guías a la altura de los acontecimientos, y ese pueblo aún contiene muchos vicios de occidente y sus prácticas políticas, vicios y desviaciones, como la burocracia, el misticismo, el chusmerío, el individualismo, la vida cada vez más winka y la falta de formación política”.

El líder mapuche llamó a sus hermanos a no ser “tan hipócritas, tan winkas, tan falsos, tan de cartón” y remarcó que “la tierra hay que recuperarla, trabajarla y defenderla”.

Y también reiteró otras demandas del pueblo Mapuche: libertad al machi Celestino Córdova y a todos los presos políticos mapuche, cese y retiro de las fuerzas policiales del Wallmapu, fuera latifundistas y trasnacionales del territorio ancestral mapuche, no a la prisión de Fausto Jones Huala y Lautaro González, justicia para Rafael Nahuel y Santiago Maldonado, devolución/recuperación del territorio usurpado, protocolos carcelarios acorde a condición política y cultural de los mapuche y aplicación de convenios internacionales.

El PL hace suyo esos reclamos del preso político, uno más del gobierno de Macri, como Milagro Sala, Fernando Esteche y tantos más.

PABLO AGUIRRE

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.