DeclaracionesNacionalesPortada

Frente al desalojo y la brutal represión del día de ayer en Córdoba

El Partido de la Liberación se solidariza con las más de 120 familias que fueron desalojadas violentamente de sus hogares ayer 1 de junio en Barrio Parque Esperanza de Juárez Celman. Hacemos responsables al gobernador de la provincia, Juan Schiaretti, a la intendenta de esa localidad, Miryam Prunotto y también al juez que ordenó el operativo, el magistrado Guerrero Marín.

Una gran cantidad de efectivos policiales con topadoras, aparecieron en el barrio a la madrugada del viernes, cuando todavía no había salido el sol, como lo hacían los grupos de tareas de la dictadura, a expulsar a la gente de sus hogares. No les importó que no tuvieran a dónde ir, ni que hubiera niños y bebes pequeños, tampoco que estén siendo las noches más frías del año. Las casas eran demolidas y en muchos casos prendidas fuego.

Desde el PL, junto a otras organizaciones populares, militantes y legisladores, estuvimos presentes apoyando a las familias, sufriendo el ataque y los golpes de la policía.

A la tarde, cerca de las 18hs, la gente trataba de organizarse y recuperar lo más posible de sus pertenencias y, luego de que los policías tomaran su merienda y el jefe del operativo mintiera con supuestas “intenciones de diálogo”, con la panza llena, empezaron a reprimir nuevamente. En una nueva demostración de la violencia y la crueldad, quienes estaban allí presentes fueron expulsados, no sólo del Barrio, sino de la localidad, en una cacería sin precedentes que incluso puso en riesgo la vida de quienes allí estaban dando una mano, teniendo que correr hacia la ruta y el tráfico para escapar de los palos, los golpes y las patadas de los policías.

A la mañana habían detenido a nueve habitantes del barrio; Fermín Villegas, Antonio Domínguez, Marcial Soto, Marcelo Juárez, José Ramallo, José Merlo, Andrés Villalba, Gladys Díaz y María Elena Vidal. A Fermín Villegas y Andrés se le imputan delitos como resistencia a la autoridad, coacción y agresión. Exigimos su desprocesamiento y absolución de tales acusaciones. En la represión de la tarde fueron detenidos Julia Domínguez, militante de Derechos Humanos de Córdoba, Agustín Lohaiza, militante de La Bisagra y exconsiliario estudiantil y Gastón Aguirre. Julia y Gastón ya recuperaron su libertad anoche, mientras que Agustín que fue brutalmente golpeado y humillado por quienes lo detuvieron, recuperó su libertad este mediodía.

La jornada de ayer demuestra cual es el carácter del gobierno cordobés y a quien representa y defiende. En 4 años no hizo nada para resolver o mejorar la situación de esas familias, que ocupan terrenos en desuso porque no les queda otra posibilidad. No importó tampoco que el Parque Esperanza figure en el Registro Nacional de Barrios Populares y que se encuentre en tratamiento, en el Congreso de la Nación, un proyecto de ley que busca regularizar el acceso a la tierra en este tipo de barrios. Schiaretti pone el estado y sus fuerzas represivas al servicio de los intereses privados, en este caso de la empresa URBANOR S.A. que pretende llevar a cabo un negocio inmobiliario en la zona.

Creemos que la hace falta UNIDAD y ORGANIZACIÓN para luchar contra el ajuste de Schiaretti, el mejor amigo de Macri y el ajuste, y además exigimos al gobierno una solución urgente para esas familias que se han quedado en la calle, que se les cumplan sus derechos contemplados en la Constitución Provincial y la Nacional y que desprocese a los compañeros.

2 de junio de 2018
COMITÉ REGIONAL CÓRDOBA
PARTIDO DE LA LIBERACIÓN (PL)

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.