Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

El ejemplo de Milagro

La imagen de Milagro Sala llegando esposada, en pijama y escoltada por policías a la Sala del Tribunal donde se realiza el juicio en su contra en la causa conocida como Pibes Villeros, puso de manifiesto, una vez más, la política de hostigamiento y persecución que sufre. Milagro llegaba así, en esas condiciones, porque el juez Pullen Llermanos le negó el pedido para  ir al domicilio donde cumple prisión domiciliaria, para bañarse y cambiarse. Hasta ese momento, estaba internada en el Hospital Pablo Soria de la capital de Jujuy por un cuadro de “abdomen agudo”. Y ni siquiera su enfermedad, fue atendida como corresponde. En un episodio anterior que también ameritó su internación, el juez impidió que los médicos que la atienden habitualmente, pudieran hacerlo. Y hasta puso obstáculos a los familiares y abogados para que pudieran visitarla.

Rápido para tomar decisiones que perjudiquen a Milagro, pero lento para acatar ¡hasta una decisión de la Corte Suprema de Justicia! que falló, luego de su ilegal traslado a la Cárcel Federal de Güemes (en la Provincia de Salta) que debía “adoptar con carácter urgente las medidas necesarias para salvaguardar la vida, integridad personal y salud de Milagro Sala, tal como dispuso la Corte Interamericana de DD HH” trasladándola al lugar donde cumple su detención (que no es su domicilio, por otra parte). El “carácter urgente” fue interpretado de otra manera por Pullen Llermanos, que llegó a decir que “no entendía” el alcance del fallo postergando por varios días (en los que Milagro realizó una huelga de hambre) el traslado ordenado.

Pero hasta aquí no agregamos nada a lo que se muestra claramente como parte del hostigamiento sistemático a Milagro, que tiene como finalidad dañar su integridad física y psíquica. Lo que debe resaltarse es su actitud, su claridad y sus posiciones políticas. En la postal de su ingreso al Tribunal, en pijama y esposada, Milagro iba gritando su apoyo a los estudiantes universitarios que se estaban movilizando: “La Universidad debe ser para todos, no para unos cuantos. Los hijos de los obreros tienen que ir a la Universidad, es para ellos”. “dejen de robar y den más plata para las Universidades y para los comedores escolares”…

Desde la cárcel de Güemes, expresaba con claridad: “quienes gobiernan metiendo presos a los opositores, quieren ocultar que siguen entregando nuestra querida Patria al FMI”. Y complementaba el 5 de setiembre, Día Internacional de la Mujer Indígena, recordando a Batolina Sisa, “que fue descuartizada porque nunca quiso agachar la cabeza contra los colonizadores, siempre luchando por su tierra, por las necesidades de los que menos tienen, luchando por los pueblos. Hoy seguimos su misma postura de que las tierras son nuestras y vamos a recuperarlas de estos colonialistas que hoy se disfrazan de FMI y nos quitan las semillas y nos quitan todo”.

Llama a la unidad y a no tener miedo de luchar. Ejemplo de militante, Milagro. Anclada en el aquí y el ahora, sin apostar y meterse en las elecciones de 2019, tan lejanas mientras el pueblo sufre la violación de los derechos básicos, los despidos, la inflación, el endeudamiento y la pérdida de la soberanía como país. Antiimperialista y revolucionaria, Milagro resiste. Debemos redoblar los esfuerzos reclamando su libertad. La necesitamos.

 

ELENA RIVERO

Mostrar más

Elena Rivero

Luego de estar exiliada durante la dictadura fascista de 1976, Elena se incorporó al PL en 1985. Fue dirigente gremial de la oposición docente en Salta. Además, es fundadora de Casa de amistad con Cuba y la Patria Grande y de la Asociación de Derechos Humanos "Coca Gallardo". Forma parte del Comité Central del Partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.