Liberación - Órgano de PrensaNacionales

La ONU solicitó al Gobierno que suspenda la extradición de Jones Huala

El Comité de Derechos Humanos de la ONU le solicitó formalmente al Gobierno argentino que suspenda la extradición de Jones Huala hasta que expertos de ese organismo analicen si se están violando garantías suscriptas en un pacto internacional al enviar al líder mapuche a Chile.

El pedido de la ONU fue cursado desde Ginebra a la Cancillería  luego de que la abogada del lonko, Sonia Ivanoff, acudiera al tribunal internacional para denunciar que el país incumple con los artículos 7, 14 y 27 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que goza de jerarquía constitucional.

“Argentina no puede desconocer esto porque ratificó los pactos internacionales en que se basan estas decisiones, no pueden pasar por encima de la jurisprudencia internacional”, agregó la abogada. El 25 de agosto, menos de veinticuatro horas después del fallo de la Corte Suprema, el líder del territorio mapuche recuperado a Benetton había vuelto a ser detenido en un violento procedimiento mientras cumplía el arresto domiciliario en casa de su abuela en Esquel, y fue trasladado al penal federal de esa ciudad por decisión de la fiscal Silvia Little,  por considerar que existía “peligro de fuga”.

La Corte Suprema de Justicia confirmó el pasado 23 de agosto por unanimidad la extradición a Chile para que el mapuche sea juzgado por los delitos de incendio de una vivienda habitada y tenencia de armas de fuego de fabricación artesanal durante una incursión mapuche a un fundo en Valdivia en 2013, y por la cual el resto de los acusados fueron absuelto por falta de pruebas.

Lorenzetti, Highton de Nolasco y Maqueda desestimaron los planteos formulados por la abogada de Jones Huala que se oponía a la extradición con base en la nulidad decretada en un pedido previo, la insuficiente aplicación al caso de la normativa que rige en materia de pueblos originarios y cuestiones varias vinculadas con el “principio de doble incriminación” respecto de los delitos que se le imputan al dirigente mapuche. Los magistrados descartaron el planteo de parte por el que la extradición resultaba improcedente por estar referida a delitos políticos o conexos.

Tras ese pronunciamiento, el juez federal de Bariloche, Gustavo Villanueva, revocó la prisión domiciliaria del lonko y ordenó su traslado al Penal de Esquel para evitar riesgos de fuga. Cuando se cumplía el procedimiento en el domicilio de su abuela, Jones Huala se resistió e insultó a los agentes de la Policía Federal.

Luego de ese fallo, el detenido sostuvo: “No, no me sorprendió para nada. Era algo esperable. Tiene que ver con los intereses políticos y económicos que están en juego. Antes de la difusión del fallo los medios ya manifestaban la preocupación del empresariado en relación a Vaca Muerta. Esto es una persecución política. Y se da en un momento de gran conmoción social en el país, donde se está aprovechando este ánimo tan caldeado y hay una persecución más fuerte a todos los sectores, no solamente al pueblo mapuche. En ese mar picado, surge la confirmación de la extradición, justo el mismo día que también reafirman la persecución contra Fausto (Jones Huala) y Lautaro (González)”.

Ahora la ONU quiere revisar si  están en riesgo las garantías del lonko con su extradición a Chile, según denunció su defensa. Por eso le solicita a la Argentina que suspenda la extradición y conteste formalmente una serie de puntos respecto a la admisibilidad y los planteos que realizó Ivanoff.

Desde su detención en el 27 de junio de 2017, se produjeron numerosas protestas exigiendo su libertad, reprimidas por la policía provincial, Prefectura y Gendarmería. El 1 de agosto de ese año esta fuerza represiva ingresó de manera ilegal a Cushamen persiguiendo a los manifestantes que ya habían desactivado su protesta y se cobró la vida de Santiago Maldonado.

PABLO AGUIRRE

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.