Liberación - Órgano de PrensaNacionales

Luz y Fuerza contra el desguace del sector Automotores

En su avance hacia la privatización de la Empresa de Energía de Córdoba (EPEC), el gobierno de Juan Schiaretti viene violando el convenio colectivo de sus trabajadores y trabajadoras, y promueve el desguace de sectores clave para la empresa. Todo ello con la evidente intención de allanar el camino para la entrega de esa empresa estratégica a los empresarios.

Según denuncia el sindicato de Luz y Fuerza, con el pretexto de descentralizar el mantenimiento de la flota de vehículos de EPEC, el Directorio aprobó una resolución que produce el desguace del sector Automotores y el descontrol de la reparación de los vehículos, así como la posterior inspección del trabajo realizado por los talleres particulares y su correspondiente presupuesto y facturación.

Así se dejaría inactivo al sector Automotores, en perjuicio del personal que tiene para la realización de las tareas de mantenimiento y control de la flota.

Ante esta situación, el 31 de agosto se convocó a una conferencia de prensa y a una concentración de todo el personal de la empresa, que concurrió masivamente a ese sector emblemático, ubicado en Villa Revol, y que fuera el lugar de trabajo de Agustín Tosco. En la conferencia de prensa, Gabriel Suárez, secretario general de Luz y Fuerza, denunció esta maniobra tendiente al vaciamiento de la empresa, ya que la Gerencia de Finanzas, de la que depende la actividad de Automotores y el sector de Almacenes, busca afectar los medios de movilidad y desabastecer a los sectores estratégicos de la EPEC.

Se trata de un lockout patronal en esos dos sectores, que son los que controlan todos los vehículos de EPEC, lo que lo convierte en un servicio estratégico para los sectores de Distribución y de Transmisión. Según el sindicato, lejos de desmantelar, estos talleres deberían mantener e incluso incrementar su capacidad operativa.

Está claro para los y las lucifuercistas, que Schiaretti, uno de los gobernadores más amigos del presidente Macri, está decidido a vaciar la empresa y promover un proceso de privatización por sectores, para minar la resistencia de los trabajadores. El cierre de los Centros de Atención Comercial, dispuesto hace unos meses, fue en ese sentido.

El conflicto entre Epec y el sindicato de Luz y Fuerza lleva ya varios meses, y aunque en un primer momento se presentaba como solitario, hoy se enmarca en una situación de mayores luchas, tanto del movimiento obrero como de las organizaciones sociales, frente a las medidas de ajuste, el aumento incesante de la inflación, los despidos, etc.

Así, el pasado 15 de agosto hubo una marcha multitudinaria en apoyo a la lucha de los trabajadores y trabajadoras de EPEC, en defensa de su convenio colectivo y contra la privatización de la empresa, que reunió a 25.000 personas. Allí estuvimos las Agrupaciones de Base Clasistas, como también hemos estado en plenarios y asambleas.

Ante la crítica situación, que en Córdoba se manifiesta con despidos en Fabricaciones Militares de Río Tercero y Villa María, en la empresa de transporte TUS, en el calzado y la construcción, los dirigentes de las centrales obreras se “despertaron” de la siesta y ante la presión de las bases, convocaron a una jornada de lucha, el 7/09, que contó con la presencia del triunviro de la CGT nacional, Juan Carlos Schmidt. En un plenario anterior, realizado en Luz y Fuerza y convocado por la CGT Rodríguez Peña (Luz y Fuerza, Surrbac, Municipales), se había resuelto que la movilización del 7 era para exigir a la CGT nacional el adelantamiento del paro convocado para el 25 de setiembre. Sin embargo, y aunque Mauricio Saillén (Surrbac) lo pidió en su intervención, José Pihén (CGT Regional Córdoba y legislador schiarettista) y Schmidt, no dieron respuesta a esa exigencia que cada día cobra más fuerza entre las bases trabajadoras y las organizaciones sociales, apretadas por la crisis y el hambre.

Desde las ABC planteamos asambleas de base, para trabajar desde abajo el paro del 25/09, que sea un paro activo, con movilización, y para que sea el inicio de un plan de lucha provincial y nacional contra este gobierno de CEOs y empresarios.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.