InternacionalesLiberación - Órgano de Prensa

Corte de La Haya perjudicó a Bolivia

El 14 de febrero de 1879 Chile invadió militarmente el puerto boliviano de Antofagasta, sin previa declaración de guerra. Para defender su soberanía, Bolivia apeló al Tratado de Alianza Defensiva suscrito con Perú en 1873, e intentó detener el avance de las tropas chilenas que llegaron a ocupar todo el Litoral boliviano y las provincias peruanas de Taracapá, Tacna y Arica, e incluso, la capital peruana.

En 1883, se firmó el tratado de Ancón entre Chile y Perú: Chile se apropia de Taracapá y quedan bajo su administración Tacna y Arica y se impone a Bolivia la firma de una tregua en 1884 que mantenía el dominio de Chile sobre el litoral boliviano, dejando a Bolivia sin acceso a puertos propios. En 1895, ambos países firman varios Tratados, uno de ellos el de Transferencia de Territorio por el que Chile se comprometía a transferir a Bolivia, Tacna y Arica, compromiso que Chile no cumplió. La paz firmada en 1904, legalizó el despojo de la parte más débil y derrotada: Perú perdió sus provincias de Arica y Paracatá y Bolivia Antofagasta, Tocopilla, Mejillones, Cobija y Calama.

Además de perder una superficie territorial de aproximadamente 120.000 km cuadrados, Bolivia perdió los recursos existentes en ese territorio y en la zona costera adyacente: guano, salitre, yacimientos de plata y cobre. Para ejemplificar: la principal mina de cobre a cielo abierto, del mundo, Chuquicamata, está en Calama (antes territorio boliviano) y su producción representa entre el 50 y 60 % del total de exportaciones chilenas (entre 2003 y 2013 significó para Chile, 346.216 millones de dólares).

El legítimo reclamo de salida al mar por parte de Bolivia, estuvo presente desde entonces hasta ahora, bilateralmente y en instancias internacionales como la OEA, que en 11 resoluciones se pronunció exhortando a que hubiera negociaciones directas sobre el conflicto, tres con voto favorable de la Cancillería de Chile.

Salvador Allende afirmaba: “Chile tiene una centenaria deuda con Bolivia y estamos dispuestos a emprender una solución histórica. Bolivia retornará soberana a las costas del Pacífico”.

No pudo ser.  Allende y su proyecto político fueron derrotados en 1972 por la dictadura militar encabezada por Pinochet.  Es con el gobierno popular de Evo Morales (2006) que se activan los reclamos de salida al mar para Bolivia impulsados a través de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima. Fueron llevados a la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que no debía resolver sobre la cuestión de fondo acerca de que a qué país correspondían los territorios en conflicto, sino solamente se pedía que Chile debía negociar. Otra vez el fallo fue adverso para Bolivia pues la Corte Internacional decidió por 13 sobre 15 de sus integrantes que La Paz no tiene derechos a llevar obligatoriamente a Santiago de Chile a una negociación. ¡Piñera y Trump, de fiesta!

El gobierno y el pueblo de Bolivia consideran la salida al mar como una causa nacional e irrenunciable. Nos solidarizamos y acompañamos el reclamo. En Salta hemos acompañado los actos y movilizaciones de la comunidad boliviana, como PL y también a través de la Asociación de DD HH “Coca Gallardo”. Hay que rodear de solidaridad militante el reclamo justo y legítimo de Mar para Bolivia. El pueblo boliviano exige eso, y además afirma, solidario, que las Malvinas son argentinas.

ELENA RIVERO

Mostrar más

Elena Rivero

Luego de estar exiliada durante la dictadura fascista de 1976, Elena se incorporó al PL en 1985. Fue dirigente gremial de la oposición docente en Salta. Además, es fundadora de Casa de amistad con Cuba y la Patria Grande y de la Asociación de Derechos Humanos "Coca Gallardo". Forma parte del Comité Central del Partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.