Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

Estuvimos en el acto de homenaje a Desaparecidos en Vesubio y Puente 12

Como todos los años se llevó adelante el homenaje a los camaradas y compañeros detenidos/desaparecidos en el Vesubio y Puente 12 durante la última dictadura militar, cívica y fascista. Este homenaje era el número cuarenta que se realizaba de manera consecutiva desde el fin de la Dictadura. Grandes camaradas y revolucionarios fueron detenidos allí como Roberto Cristina, Jorge Montero, Elías Semán, Beatriz Perosio, Hugo Vaisman, Víctor A. Voloch, Rubén Kriscautsky, etc. dirigentes y militantes de Vanguardia Comunista, como se llamaba por aquel entonces el Partido de la Liberación. Los homenajes anuales son un momento muy emocionante que nos lleva a recordar nuestros orígenes como organización, renueva nuestro sentido de pertenencia ideológico-política y nos invita a reflexionar sobre el tipo de militantes revolucionarios al que queremos aspirar. El poder escuchar a cada familiar, amigo o compañero hablar sobre nuestros camaradas y el vínculo que se desarrolla con otros ex integrantes del Partido nos dan más fuerza para continuar por la construcción de aquel partido de vanguardia que represente a los Trabajadores y al Pueblo argentino en general.

Este año el acto se inició con una serie de panelistas que nos explicaban los orígenes y los pasos previos de esta Comisión de Derechos Humanos. Ex militantes del Partido, como Jorge Watts, nos daban un pantallazo sobre ese origen y sobre el estado de las causas actualmente, dándonos la certeza de que por más “macrismo pro genocidas” haya, se seguirá adelante con los juicios a los torturadores y genocidas del Vesubio y Puente 12. Tuvo un cierre muy cálido el Homenaje de este año, con mucha música contestaria que nos impulsaba a no bajar los brazos frente a este gobierno cipayo y el sistema capitalista mundial.

Cuarenta y dos años después seguimos levantando las mismas banderas, luchando contra el Imperialismo Yanqui, los monopolios y todas las injusticias contra la clase obrera y los pueblos. El ejemplo revolucionario de nuestros camaradas y sus banderas han sido como una semilla que echó raíces en nosotros y florece a cada pequeño paso de nuestra práctica militante para vencer a este gobierno hambreador y entreguista que día tras día nos arranca los derechos humanos más elementales. Sigamos el ejemplo de Roberto Cristina que hasta sus últimas palabras las dedicó a la Clase Trabajadora, la Patria y la Revolución; sigamos el ejemplo de los que nos antecedieron por la construcción de nuestro Partido, la Liberación Nacional, el Socialismo y la Revolución en Argentina y el mundo.

¡Camaradas presentes, ahora y siempre!

JULIÁN CENTELLA

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.