Liberación - Órgano de PrensaSindical

Plan de lucha contra Macri, el FMI y el G20

La crisis económica, social y política no para de profundizarse en nuestro país de la mano del creciente ajuste y entrega de nuestra soberanía que el presidente realiza de la mano del pacto con el Fondo Monetario Internacional. Todas las medidas que impulsa el gobierno tienen como resultado la contracción de la actividad económica y empujan a cientos de miles a la pobreza y la miseria.

La inflación escalar de la mano de la devaluación de nuestra moneda proyectándose A cerca del 45% mientras que las paritarias en el mejor de los casos sólo llegan a rozar un 30%. Esto acompañado de que siguen los despidos en el sector público y privado. El gobierno demuestra en cada acción, y en el sostenimiento de su plan que está al servicio de los monopolios, los grandes bancos y el imperialismo.

Ahora se apresta Cambiemos a impulsar un presupuesto nacional para 2019 que tiene como finalidad poner en letras los acuerdos con el FMI y profundizar aún más el ajuste y achicamiento del Estado, pero también seguir poniendo en jaque a la industria nacional y los empleos del sector privado. Según lo previsto este 24 de octubre buscarán aprobar este presupuesto que cuenta con el apoyo de Pichetto y legisladores del PJ aliados y cómplices de la política del gobierno nacional.

Además, se le suma que el 29 de noviembre el G20 realizará su reunión en nuestro país. Este organismo que reúne a las grandes potencias mundiales se reunirá acá para ver cómo siguen explotando a los pueblos del mundo sumiéndolos en la pobreza bajo la permanente amenaza guerrerista del imperialismo yanky y sus socios.

En el movimiento obrero no se frenan los distintos lineamientos políticos que existen. A la CTA de Los Trabajadores, la CGT del Triunvirato de dos patas, las dos CTA Autónoma, la Corriente Federal, el MASA, las tres 62 y la Multisectorial 21F ahora se le suma la Fuerza Sindical para el Proyecto Nacional (aunque hay que aclarar que está conformada por partes de varias de las anteriores).

Sin duda esto es resultado de las tensiones que existen entre sectores más afines al gobierno y otros marcadamente opositores con sus grises en el medio. También entre los opositores al gobierno hay diferencias que van desde los métodos de lucha hasta hacia dónde se debe acumular políticamente. También las diferencias surgen entre si hay que empujar al gobierno afuera o si conviene esperar hasta las elecciones del año que viene.

Desde las ABC creemos que hay que tener una táctica flexible con relación a los sectores que estén dispuestos a enfrentar al gobierno de Macri con distintas intensidades. Pero sabemos que es necesario ganar la calle con organización, masividad y combatividad para ponerle un límite y que se vayan cuanto antes. Esto no significa ni adelantar procesos que los trabajadores y el Pueblo argentino vienen protagonizando, pero mucho menos significa depositar todas las expectativas en la vía electoral.

Es fundamental impulsar un plan de lucha contra los ajustes de Macri, el FMI y la llegada del G20 a la Argentina. Ese plan de lucha debe impulsar un nuevo paro general contra el presupuesto nacional el 24 de octubre con movilización al Congreso para impedir que puedan sesionar. Esa jornada va a ser fundamental para poder mostrar la fuerza de los trabajadores y los sectores populares contra el modelo de hambre, ajuste, entrega y represión. No se puede apostar al dialogo con el gobierno para generar modificaciones, hay que combatir en las calles contra ese presupuesto.

Entre otras medidas también se debe recibir al G20 con un paro de 36 horas, con una contra cumbre multitudinaria con la presencia de organizaciones y líderes populares del mundo y la movilización contra la cumbre imperialista allí donde esté funcionando. Hay que mostrar frente al mundo entero que este pueblo y esta clase trabajadora argentina no soportan más este proceso de avance neoliberal y neofascista en el continente.

Ganar las calles, con masividad y combatividad, para enfrentar el ajuste, los despidos y el hambre son las tareas fundamentales. Eso requiere de organización. Por eso sin parar ni un minuto llamamos a todos los compañeros y amigos a sumar fuerza y organización en torno a nuestras ABC para empujar estas medidas, este plan de lucha y la organización que necesitamos en esta etapa y para estas tareas urgentes. Es hora de un sindicalismo de liberación.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.