Liberación - Órgano de PrensaSindical

Que ningún bono frene el paro contra Macri, el FMI y el G20

La burocracia sindical volvió a mostrar la hilacha al levantar el paro general con el que venían amenazando para el mes de noviembre por un acuerdo de bono de fin de año de dudosa aplicación. Esto volvió a generar una nueva ola de repudios al triunvirato de la CGT por parte de muchos dirigentes sindicales que entienden al acuerdo como una limosna, pero principalmente el repudio llegó desde lxs trabajadorxs de distintos sectores que volvieron a ver a sus representantes agacharse frente a los monopolios y el gobierno de Macri.

El bono de $5000 pesos a pagar en dos veces “podría adecuarse en materia de plazos y montos para aquellas actividades o sectores que se encuentran especialmente en crisis o declinación productiva”, según expresa el decreto de necesidad y urgencia que buscarían aprobar como parte del entendimiento de lo que queda del triunvirato cegetista con el gobierno nacional y en particular con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica.

En “crisis y declinación productiva” están casi todos los sectores de la actividad económica argentina. Por lo menos los de la producción industrial y ni hablar de los pequeños y medianos productores y comerciantes. Por eso es que la aplicación de este bono termina siendo de dudosa aplicación y alcance más cuando los empresarios hacen un fuerte lobby para que no sea de aplicación obligatoria o se pueda pagar a cuenta de futuros acuerdos paritarios.

Desde las CTAs, la Corriente Federal, el moyanismo y sectores combativos del sindicalismo argentino salieron a cuestionar rápidamente este acuerdo miserable por el cual Daer y compañía definen levantar la medida de lucha que Acuña, el otro triunviro en actividad, había anunciado como una medida de 36 horas con movilización.

 

VAMOS AL PARO IGUAL

Desde las Agrupaciones de Base Clasistas entendemos que el paro debe realizarse de todas maneras, que debe ser de 36 horas y culminar con una fuerte movilización nacional y en las principales ciudades. Además de entender que este “bonito” con el que el gobierno de los Ceos nos quiere contentar es sumamente miserable, entendemos que el paro es contra el FMI, los planes del G20 en la Argentina y la profundización de las políticas de hambre, ajuste, entrega y represión que aplica el gobierno de Mauricio Macri.

La situación económica, social y política nos marca que un parche de $5000, aun cuando su aplicación fuese universal, no alcanza en lo más mínimo para solucionar los problemas que generó el gobierno nacional. Mucho menos para frenar las consecuencias de lo que se viene por los acuerdos de profundización de la dependencia con el Fondo Monetario, los monopolios y el imperialismo.

Por esto, para repudiar los avances de los acuerdos con el FMI, para enfrentar los miles de despidos que se siguen produciendo, para recuperar el salario y que en las paritarias no se siga perdiendo frente a la inflación, para rechazar el presupuesto de ajuste de Macri y el Fondo, para enfrentar la política represiva del gobierno y mostrarle al G20 que nuestro país está en lucha contra las políticas que ellos imponen, es que sostenemos que el paro se tiene que realizar quiera o no el Triunvirato.

Desde las ABC y el Partido de la Liberación instamos a las organizaciones que componen las distintas centrales, multisectoriales y agrupamientos que en estos tiempos se han expresado en la calle a poner en pie una gran jornada de lucha contra el FMI, la llegada del G20 y la profundización del ajuste, de la entrega y de la represión en nuestro país. Proponemos un paro nacional de 36 horas con movilización en Capital Federal y principales ciudades del país los días 29 y 30 de noviembre coincidiendo con la llegada del G20 a nuestro país.

Es fundamental mostrarle al gobierno, de cara a la cumbre imperialista, que lxs argentinxs y nuestro continente está de pie y luchando contra sus políticas. No hay bono que pueda aplacar a un pueblo que lucha por su soberanía y dignidad.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.