Liberación - Órgano de PrensaNacionalesPortada

8M – Jornada de Lucha de las Mujeres

El 8 de marzo estuvo marcado por marchas en todo el mundo, nuestro país no fue la excepción. Durante la histórica jornada en que se conmemora el día de la Mujer Trabajadora, y en el contexto del Tercer Paro Internacional de Mujeres, miles salieron a la calle a reclamar por derechos.

Las Asambleas Feministas que nuclean a vastos sectores; movimientos de género, sindicales, estudiantiles, políticos, comenzaron a preparar las actividades mucho antes en calurosos debates.

Los documentos elaborados para ese día y los reclamos presentes coincidieron: se marchó contra el ajuste de Macri, los gobernadores y el FMI. Las marchas se cubrieron de verde en reclamo por la Ley de Aborto Legal, Seguro y Gratuito (que ingresará al Congreso para ser tratada nuevamente), los reclamos por paridad laboral, la brecha salarial, basta de femicidios, transfemicidios y trasvesticidios (hasta la fecha 45 mujeres y 3 mujeres trans habían sido asesinadas). Asimismo y al grito de Niñas No Madres se exigió la plena aplicación de la ILE (Interrupción Legal del Embarazo) presente en nuestra legislación desde 1921, y que se ha visto incumplida en dos casos testigos en Jujuy y  Tucumán, donde se sometió a dos niñas a sendas cesáreas en embarazos frutos de violación.

BUENOS AIRES

La colorida multitud se hizo presente en la capital, ocupando más de 15 cuadras, las Plazas de los Dos Congresos y la Histórica Plaza de Mayo.

“Si nuestra vida no vale, produzcan sin nosotras” fue una de las consignas de este Paro que concluyó con más de 200 mil personas gritando al unísono por los derechos que aún nos faltan conquistar y porque se respeten los que están.

El documento unificó los reclamos de los diversos sectores convocantes. Las banderas y carteles dieron la nota. Los cánticos desbordaban las avenidas.

El texto también incluyó una crítica a las dirigencias sindicales, que no articularon un plan de lucha, ni un paro general, a pesar del brutal deterioro de las condiciones de vida de la mayoría de la población, la pérdida de derechos laborales y la destrucción de la economía nacional.

Además, hizo hincapié en el rechazo al ajuste neoliberal y rechazando las políticas de precarización laboral. Apuntó contra la Reforma Previsional a la cual se consideró un retroceso ya que deja desprotegidas a amas de casa y trabajadoras informales.

CÓRDOBA

Con una marcha única y también bajo un mismo documento, más de 50 mil mujeres, lesbianas, trans y personas de identidades no binarias tomaron las calles de Córdoba, finalizando en un acto frente al Buen Pastor (histórica cárcel de mujeres).

El documento, leído al final de la multitudinaria marcha por las diferentes referentes provinciales, entre ellas Irina Santesteban, conmemoró la lucha de las trabajadoras que dieron su vida por derechos laborales. Se remarcó la necesidad de salir a la calle para enfrentar los planes de ajuste de los gobiernos nacional y provinciales, y del FMI.

Se destacó fue la necesidad de enarbolar los reclamos económicos, contra la feminización de la pobreza que empeoró estos últimos años. También hizo referencia a la situación de las presas políticas en nuestro país donde Milagro Sala lleva más de tres años presa en medio del circo mediático y judicial macrista.

No quedaron fuera las menciones la situación habitacional, la sanitaria y la laboral, donde vemos claramente que la pobreza tiene cara de mujer.

SALTA

En Salta hubo dos marchas; la que se realizó por la tarde mostró un mayor despliegue de las consignas y los colores del movimiento feminista.

Las dos manifestaciones coincidieron en muchas demandas: el rechazo a las políticas de ajuste de Macri, Urtubey y Sáenz; los reclamos por políticas públicas contra la violencia de género; en contra de la brecha salarial y la discriminación laboral; y el rechazo al artículo 114 del Código Contravencional de la provincia, que castiga a las personas que ejercen la prostitución y sirve de base a los abusos policiales contra mujeres trans. Esa marcha puso énfasis, también en recalcar a quienes nucleaba: “Paro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans e Identidades no binarias”.

Estas coincidencias no se pudieron expresar en un evento común; entre los puntos controversiales entre ambas convocatorias se destacó el reclamo hacia las centrales sindicales de que convoquen a un Paro Activo, que ocupó un lugar en la agenda de la actividad de la tarde y que se vincula con denuncias por violencia de género que involucraron a dirigentes de la CGT local

La convocatoria de la Asamblea de Mujeres partió desde la Plaza 9 de Julio, se dirigió luego hasta la Legislatura Provincial, la Central de Policía, la Catedral, para cerrar frente al Cabildo. Se desarrolló bajo una lluvia persistente, que acaso le dio un tono más épico a esta expresión plural y comprometida.

En una Provincia donde es fuerte la influencia de la Iglesia en las decisiones políticas, la consigna de sacar a la Iglesia del estado fue muy sentida. Así como la denuncia sobre los casos de abuso sexual dentro de la institución religiosa.

La calle, espacio negado durante siglos a la mujer, fue ocupada y ganada por nosotres, la llenamos de carteles, gritos y cantos. Esta jornada feminista marca el camino de lucha donde en muchos lugares las Centrales Obreras que nuclean al grueso de les trabajadores argentinos estuvieron ausentes. El Tercer paro internacional deja al descubierto que este sistema económico que explota, oprime y excluye a todes lo hace con más fuerza en las mujeres. Es la fuerza que la organización de las mujeres, lesbianas, travestis, trans e identidades no binarias, juntes en la calle hace tambalear este tablero.

También muestra que sin un cambio estructural, social, político, económico, la igualdad entre los géneros será letra muerta en la ley y la costumbre, y para lograrlo trabajamos como Agrupación Beatriz Perosio, presentes en Plaza de Mayo, Córdoba y Salta.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.