Liberación - Órgano de PrensaNacionalesSin categoría

No hay inicio de clases en la provincia de Buenos Aires

El Frente de Unidad docente rechazó la nueva propuesta salarial de febrero de 2019. En primer lugar debemos destacar que el aumento salarial de 2018 fue del 32% cuando la inflación ascendió al 47,6%, por lo tanto hay un deterioro del 16% en el salario docente. En el 2019 el gobierno accede al pedido de los gremios de adecuar y recomponer el salario en función de la pauta inflacionaria, pero ¿qué sucede con el 16% que se perdió en 2018? Solamente compensa un 5% que se pagará en el año 2020 y a su vez ofrecen sumas fijas que no son alcanzadas por la ruralidad ni por la antigüedad y tampoco impacta en el salario de los jubilados docentes.

María Eugenia Vidal gobernadora de la provincia de Buenos Aires dice “que los protagonistas de ese debate no están ahí sentados, son nuestros chicos. No tienen una silla en la mesa. Y nosotros (señalándose a sí misma) los estamos representando…”. En respuesta a estas declaraciones María Laura Torre secretaria gremial adjunta de SUTEBA replicó: “Gobernadora Vidal, tienen una silla en la mesa, nosotros los docentes estamos representando a nuestros alumnos y alumnas de la provincia de Buenos Aires. En cada mesa paritaria le decimos…No alcanza gobernadora Vidal el cupo para que todos coman en la escuela, y recuerde gobernadora Vidal que cada día cuenta y usted da $21,68 para que coman. ¿Hace falta explicarle que eso no alcanza?

Teniendo en cuenta que las negociaciones de las mesas paritarias comenzaron en febrero y no en enero como debería ser ya que las paritarias de 2018 nunca se cerraron y donde la gobernadora firmó un decreto del salario docente pautando un 32%, cuando el INDEC a pocos días de la firma de ese decreto anunció un 47,6% de inflación, esto marca una intencionalidad del gobierno hacia los trabajadores de la docencia de no ofrecer lo pautado por la ley paritaria. Los docentes reclamamos dos puntos importantes en este año: por un lado salarios acorde a la inflación y por otro, escuelas seguras, a raíz del asesinato de dos trabajadores (Sandra Calamano y Rubén Rodríguez) por la desidia del gobierno ausente.  Hasta hoy el único imputado por esas dos muertes en la escuela 49 de Moreno es el gasista, nadie más.

El gremio docente desde hace mucho tiempo viene reclamando por mejoras edilicias en el gobierno anterior y en este, pero en 2017 se frenaron los planes de obras, dando como resultado las muertes de estos dos trabajadores.

Se exige al ministro de Educación Finocchiaro que la Dirección General de Cultura y Educación envíe inspectores para verificar el estado de higiene y seguridad de las escuelas y que estén en condiciones para los alumnos y docentes.  En lugar de eso los mandan para verificar si los docentes están haciendo paro y se labran actas con los trabajadores de la educación. Las mismas actas que luego utilizaron para sumariar a directivos de las escuelas como castigo por utilizar el derecho a huelga.

El 27/02 el gobierno convocó a mesa paritaria ofreciendo el 32% de aumento. El Frente de Unidad Docente Bonaerense lo rechazó decidió hacer un paro los días 6, 7 y 8 (este último en conmemoración del día internacional de la Mujer Trabajadora). El FUDB espera y exige una mejorada propuesta salarial por parte del gobierno.

Desde las Agrupaciones de Bases Clasistas (ABC) repudiamos las acciones y medidas contra les trabajadores de la educación y apoyamos a les docentes y toda la comunidad educativa víctimas de este gobierno que ya lleva dos muertes sin condena a les responsables. Nos solidarizamos con las familias de Sandra y Rubén que atraviesan un gran dolor por las muertes y falta de respuestas por la desidia y abandono del gobierno de Vidal.

DEL VALLE TERE

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.