Sin categoría

OTAN: 70 años de una alianza de opresores

El 4 de abril se cumplirán 70 años de la fundación de la OTAN. Los principales miembros en 1949 fueron Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia y Canadá; Alemania ha sido miembro desde 1955. Estos seis poderes coloniales históricos y estados colonos, además de Japón, conforman los países del G-7 (Grupo de los Siete) que actualmente establecen reglas económicas y dominan la mayor parte del mundo.

En 1949, Washington, y con mucho el poder imperialista dominante, fundó la OTAN. Esta alianza militar estaba preparada para aplastar cualquier revolución incipiente de trabajadores en la Europa occidental devastada por la guerra, como lo hicieron los británicos y los militares estadounidenses en Grecia, y para enfrentar a la Unión Soviética y sus aliados en Europa oriental. Sólo en 1955 la Unión Soviética estableció el Pacto de Varsovia con sus aliados en Europa del Este para defender su área de Europa.

La historia reaccionaria de la OTAN incluye la planificación de un golpe militar en Grecia en 1967. La OTAN apoyó las acciones terroristas clandestinas en Italia entre 1968 y 1982, conocida como la “estrategia de tensión”.

En 1990, durante las negociaciones entre Estados Unidos y los líderes soviéticos para poner fin a la Guerra Fría, Washington prometió no mover a la OTAN hacia el este. El propósito declarado de la OTAN hasta ese momento era “defender a las naciones miembros de las amenazas de los países comunistas”. Pero desde 1991, lejos de disolver a la OTAN, Washington ha insistido en que el pacto militar se expanda, mientras permanece bajo el mando de los EE UU. Polonia, Hungría y la República Checa se unieron a la OTAN en su 50 aniversario en abril de 1999. Esta expansión coincidió con la guerra aérea entre los Estados Unidos y la OTAN en los Balcanes que destruyó al país soberano y multinacional de Yugoslavia.

La antigua Yugoslavia fue dividida en seis miniestados, junto con el puesto militar de los Estados Unidos llamado Kosovo, arrancado de Serbia. Todas son elecciones fáciles para el imperialismo de Europa occidental y Estados Unidos.

La política de los Estados Unidos convirtió a la OTAN en un tipo de fuerza policial imperialista. Ya no se limita a Europa: la OTAN se ha convertido en una fuerza de intervención mundial al servicio de los monopolios transnacionales que explotan el trabajo y los recursos globales.

Siguieron otras intervenciones militares de la OTAN lideradas por los Estados Unidos, que invadieron Afganistán en Asia Central a partir de 2001, con el pretexto del ataque del 11 de septiembre e invocando el Artículo 5 de la carta de la OTAN que exige la defensa colectiva. La ocupación continúa durante casi 18 años, con la intervención de las tropas de la OTAN a partir de 2003.

En 2011, con el más ligero de los pretextos, la OTAN atacó y destruyó a Libia. Ese mismo año, los países de la OTAN también sabotearon y subvirtieron al gobierno de Damasco en Siria. La OTAN incluso intervino en Irak luego de la invasión de los Estados Unidos en 2003, a pesar de la reticencia de Francia y Alemania a unirse a la invasión. Estas intervenciones mataron a millones de personas y desplazaron a decenas de millones.

Ahora hay 29 miembros de la OTAN, incluyendo la mayoría de los antiguos países socialistas de Europa del Este, más otros nueve países que tienen una relación especial con la OTAN de “socio global”, como Colombia. El rol de la OTAN ahora es reconquistar aquellas áreas del mundo que se habían ganado cierta independencia del imperialismo durante la existencia de la Unión Soviética.

JOHN CATALINOTTO

Partido Mundo Obrero de Estados Unidos

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.