Liberación - Órgano de PrensaNacionales

Macri quiere que las empresas financien a los partidos

El pasado 16 de abril el Senado de la Nación le dio media sanción al proyecto de Ley que propone modificar la normativa sobre el financiamiento de los partidos políticos en nuestro país. El proyecto impulsado por el bloque oficialista de Cambiemos contó con el apoyo del Bloque Justicialista y de las bancadas provinciales. El senador Solanas y la senadora Odarda fueron los únicos dos votos en contra en una sesión donde Cristina Fernández de Kirchner y su bloque decidieron ausentarse.

El proyecto de Ley con media sanción propone modificaciones que centralmente incorporan a las empresas privadas como posibles aportantes para las campañas electorales, cosa que hasta ahora no estaba permitido. Lo podrán hacer vía transferencias bancarias hasta la suma del 2% de lo admitido para los gastos de campaña, pero también como “pago en especies” aportando bienes o servicios.

Pero este no es el único cambio que propone la Ley. Ademas se prevé efectuar un mayor control sobre los espacios que los distintos partidos políticos y coaliciones tengan en Internet. De aprobarse se generará un registro de redes sociales oficiales de cada partido y de sus distintos candidatos y candidatas. Este nuevo marco regulatorio en manos de un gobierno poco afecto a la libertad de expresión y siempre dispuesto a la persecución de sus opositores sin dudas es para generar un llamado de alerta.

Otro de los aspectos negativos de este proyecto de Ley es que busca reducir a la mitad los espacios gratuitos que tengan los partidos políticos, frentes electorales y candidatxs. Reducirá a la mitad del tiempo que actualmente está regulado. Si hasta ahora el 5% del tiempo de publicidad era de uso gratuito a partir de 2020 será del 2,5% afectando en forma principal a los partidos y candidatos que poseen menores recursos económicos.

Este proyecto de Ley es la puerta de entrada legal hacia una mayor injerencia de los grandes grupos económicos en la política argentina. Legaliza una situación que claramente ya viene sucediendo. No se puede asegurar que el presidente Mauricio Macri haya pedido a los grandes empresarios del país una inversión del 1% de su patrimonio para la campaña de 2015, en negro, pero tampoco suena descabellado que en realidad haya ocurrido.

Nuevamente sectores del peronismo ligados a Urtubey, Pichetto y Argentina Federal vuelven a facilitar a Macri y sus CEOs el ingreso de los monopolios al control de la política. No les alcanza a estos grupos con controlar los principales resortes de nuestra economía, sino que también quieren ser los que digiten desde el campo de la política lo que pasa en nuestro país.

El Partido de la Liberación rechaza de plano este cambio en la Ley de financiamiento de partidos políticos y llama a los diputados a no dejarla avanzar en esa cámara, donde ya empezaron el debate de comisiones. Es importante que el repudio popular se haga escuchar en este sentido.

Mostrar más

Ruben Schaposnik

Sapito empezó a militar en el PL en 2010. Trabaja en la Secretaria de DDHH de la Prov. de Bs, As; milita en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y es dirigente de la CTA de la Provincia de Buenos Aires. Hincha de Estudiantes y bilardista, Rubén forma parte además de las Agrupaciones de Base Clasistas (ABC) y del Comité Central del Partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.