Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

Malvinas: años de desesperados reclamos sin respuestas

A 37 años de la guerra de Malvinas y a 12 del inicio de la investigación en Tierra del Fuego, el juez federal de Ushuaia, Federico Calvete, fijó para junio y julio las declaraciones indagatorias de 18 exmilitares, acusados de torturar a soldados durante el conflicto de 1982.

Mientras en las islas se libraba una batalla contra el imperialismo inglés, también sobre sus heladas llanuras la dictadura genocida extendía sus crueles métodos, en esta ocasión para con sus mismas tropas. Jóvenes conscriptos con escaso entrenamiento y alimentación, sin abrigo ni calzado acorde con la geografía del lugar, luchaban no sólo contra el enemigo británico, sino que también, por sobrevivir a los castigos y torturas impuestos sus superiores.

Las múltiples denuncias de los soldados fueron viendo la luz, tiempo después del conflicto, dando cuenta de esos aberrantes métodos de tortura de los oficiales. Las Fuerzas Armadas hicieron correr el pánico entre los soldados, para que lo que allí ocurrió no fuera conocido. Mientras la mayoría de los soldados sufrían y luchaban contra el congelamiento y el hambre, la oficialidad, comía y bebía como si a su alrededor nada estuviese ocurriendo. Muchos excombatientes, continuaron años sufriendo el horror sin poder expresarlo públicamente, llevando a muchos al suicidio.

En 2007 se inició una causa judicial en Tierra del Fuego por violaciones a los derechos humanos, producidas durante la guerra. Desde ese entonces y hasta el momento hay más de 120 hechos denunciados, por lo cual están implicados 95 militares que serían acusados por delitos de lesa humanidad.

La mayoría de esos testimonios relatan escalofriantes tormentos, desde golpes, privación de alimentos, estaqueamiento, enterramiento en fosas y otros castigos físicos por haber dejado sus puestos para salir en busca de la comida que escaseaba entre los soldados.

Luego de 33 años de lucha y de denuncias, en 2015 el Estado desclasificó los archivos y se entregaron 700 actas de las Fuerzas Armadas a la Comisión Nacional de ex Combatientes de Malvinas. Esa documentación fue presentada por el Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas (Cecim) de La Plata, querellante en la causa, como prueba en los tribunales de Tierra del Fuego.

La causa Nº 1.777/07, caratulada “Pierre Pedro Valentín y otros sobre delito de acción pública”, surgió a partir de los testimonios de soldados tras el regreso. La denuncia fue radicada en 2007 con la presentación de las primeras 25 denuncias por parte de Pablo Vassel, exsecretario de Derechos Humanos de la provincia de Corrientes.

El juez federal Calvete, que subroga el Juzgado Federal de Río Grande donde se tramita la causa, ya había convocado a 18 exmilitares en diciembre del año pasado, pero el proceso se demoró hasta que la Justicia logró ubicar a cada uno de los imputados para notificarlos de la citación.

Esos 18 oficiales y suboficiales de las Fuerzas Armadas serán indagados bajo la acusación de haber torturado a soldados. Los acusados son Miguel Ángel Garde, Belisario Gustavo Affranchino Rumi, Eduardo Luis Gassino, Jorge Oscar Ferrante, Emilio José Samyn Duco, Jorge Guillermo Díaz, Luis Alfredo Manzur, Raúl Antonio Linares, Pablo Emilio Hernández, Claudio Tamareu, Jorge Arnaldo Romano, Ramón Eduardo Caro, Sergio Alberto Guevara, Oscar Luis Contreras, Francisco Gabriel Rivero, Oscar Albarracín, Ramón Desiderio Leiva y Gustavo Adolfo Calderini.

De esa forma, esa parte de los 95 militares denunciados tendrán que dar explicaciones ante la Justicia Federal, a doce años del inicio de la causa y 37 de la finalización de la guerra.

Mostrar más

Pedro Socompa

Compañero que colabora regularmente con LIBERACIÓN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.