Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

Sinceramente, el libro de Cristina

En un año convulsionado por la crisis económica infligida por el neoliberalismo macrista, y la agenda electoral nacional y provincial, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner decidió que era hora de abandonar su silencioso cumplimiento del proverbio napoleónico “si tu enemigo se equivoca no lo distraigas”, y dirigirse a la sociedad argentina con “Sinceramente”, sin intermediarios, en un libro de 594 páginas.

Hay muchas cosas obvias en el texto, como la descripción de la injusta persecución mediática y judicial que sufre ella y su familia, su contundente defensa de toda la gestión kirchnerista y las cachetadas que reparte a diestra y siniestra contra la política de entrega y saqueo del país que llevó adelante el macrismo: devaluación feroz, dolarización de tarifas de servicios públicos, inflación incontrolable, endeudamiento histórico comprometiendo casi el 100% del PBI, pérdida de empleo y pauperización del tejido social, las agachadas con los “fondos buitres”, destrucción del aparato productivo y del consumo en beneficio de la especulación y timba financiera, y un largo etc.

Pero además hay algunas cuestiones que me parece necesario señalar:

En primer lugar, hay un guiño a Massa cuando relata la conocida anécdota de cómo se tomó la decisión de estatizar las AFJP. En esta ocasión, le agrega una reflexión final: reconoce a “Sergio” como “parte determinante” de una de las políticas, según ella, más importante de sus gestiones como presidenta. Y no como quien la llamó riéndose para decirle que “Boudou se había vuelto loco”. ¿Tendrá que ver la cuestión electoral?

En segundo lugar, es sana su autocrítica al expresarse en relación a la Ley de Medios. Pecó de ingenua en poner demasiada confianza en una ley, y no haber ido a fondo en la cuestión antimonopólica. ¿Se animará en caso de presentarse en octubre y lograr un tercer mandato?

Contradice a Lavagna en relación a su renuncia como ministro de Economía de Néstor. Explica que fue porque éste no tomó partido (formando parte del gobierno kirchnerista) en las elecciones de medio término de 2005, cuando CFK enfrentaba como candidata a senadora a “Chiche” Duhalde, y porque parecía un “lobbista de las empresas de servicios públicos”, a favor de los aumentos de tarifas (algo similar le costó a Daniel Scioli la vicepresidencia y que lo bajaran a Buenos Aires).

Intenta limar asperezas con los Moyano, aunque los acusa de que sus diferencias tenían mucho que ver con el “machismo” que impera en el sindicalismo, que “no supieron ver” a qué enemigo se enfrentaban y que se dejaron manipular por el imperio mediático, en referencia a Clarín.

Suena complaciente al excusarse en relación a su mano blanda frente a los sectores de la burocracia sindical. Según ella, no se podía pelear contra todos al mismo tiempo, contra Clarín, Fondos Buitres, patronal agropecuaria y también ponerse en contra del sindicalismo.

Imperdonable y llamativo silencio en relación al desaparecido en democracia Jorge Julio López que se contradice con la muy buena política kirchnerista en materia de Derechos Humanos y los juicios a genocidas.

En suma, es un libro interesante y digno de leerse, todo lo contrario de lo que opinan Luis Majul, Joaquín Morales Solá, Marcelo Longobardi y el ignorante Eduardo Feinman.

Al margen de lo literario o conversatorio del texto, en política significó una fuerte reaparición de la expresidenta, cuya presentación en la 45 Feria Internacional del Libro el 9 de mayo fue multitudinaria, dentro y fuera de la Rural y con 36 puntos de rating.

Párrafo final para el policía Claudio Bonadío, dizque juez. A punto de ser operado de cáncer de cerebro, tuvo tiempo de dirigirse a la editorial para impedir que Cristina percibiera derechos de autora de este best seller que lleva impresos 300.000 ejemplares. Fracasó, pues la editorial informó que ese dinero había sido donado a un hospital. La lacra se fue a la cirugía muy decepcionada.

Mostrar más

Fabian Zapata

Compañero que colabora regularmente con LIBERACIÓN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.