Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

Volteretas para un “Frente Patriótico”

Se realizó un acto del “Frente Patriótico” llamado por el senador y cineasta Pino Solanas. Este “FP” está articulado indisolublemente a la idea que emitió la expresidenta de contrato social (“es necesario un contrato social de todos los argentinos y argentinas”).

Aun reconociendo que todos pertenecemos a una misma comunidad nacional, ¿es posible admitir también que el trabajador de una empresa multinacional, el estibador portuario, la costurera de una fábrica textil clandestina tienen en común algo con Eurnekian, Roemmers, Macri u otros empresarios que poseen fortunas de miles de millones de dólares, por el sólo hecho de ser “argentinos”?

Esta es la idea sobre la que gira buena parte del campo de la oposición al macrismo, e introduce a un sector del campo popular a la articulación de una amplia gama de oportunismo político. Esto explica la unión de Victoria Donda, Pino Solanas, Gabriela Cerruti, Felipe Solá, Máximo Kirchner y otros. Sectores del progresismo, peronismo y kirchnerismo, con el objeto de “recuperar” la Ciudad de Buenos Aires.

El gobierno de Cambiemos insiste en el ajuste, la quita de derechos y la represión. Gracias al plan de ajuste acordado con el FMI, se agrava la situación de los trabajadores y sectores populares. Nos alegra el alejamiento de ciertos sectores, como los arriba mencionados, del macrismo.  Festejamos y creemos necesaria la conformación de un frente, pero dirigido por compañeros confiables y consecuentes. No por personajes como Solá, quien fue pésimo gobernador de Buenos Aires al momento del asesinato de Kosteki y Santillán, o Victoria Donda, quien se fue del gobierno después de la batalla con la Mesa de Enlace, o Claudio Lozano que votó en contra de la 125.

He aquí la importancia de reconocer que nuestra única lealtad es con quienes compartimos destinos comunes de incertidumbre, de miseria, de despidos, de hambre, de persecuciones, de represión, de muerte, la clase trabajadora. El Frente Patriótico debe ser amplio, pero sin traidores. Un Frente que levante las banderas del pueblo, que luche por los derechos de los trabajadores, contra la represión. Un frente nacional, popular, antiimperialista. No pueden estar al frente esos dirigentes que hoy están acá, ayer allá y mañana no se sabe. No pueden ser dirigentes quienes, como Víctor Santamaría, presidente del PJ porteño, es patrón que no paga los salarios a sus trabajadores de Página/12. A esos personajes tan poco fiables ni sus ideas e intereses patronales no se les pueden confiar un rol decisivo o importante en el frente que se necesita

Mostrar más

Nancy Gómez

Compañera que colabora regularmente con LIBERACIÓN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.