Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

Hubo elecciones en la UNC

El 16 de mayo hubo elecciones en la Universidad Nacional de Córdoba y además de elegirse autoridades para Centros de Estudiantes, algunas facultades y escuelas, y consejeros y consiliarios a los distintos consejos, lo más saliente fue la elección -por primera vez de manera directa- a rector.

Unas 80.000 personas participaron de la elección y la formula oficialista resultó ganadora, con Hugo Juri como rector y Pedro Yanzi Ferreyra como vice. Se impusieron en cantidad absoluta de votos en prácticamente todos los claustros, y en principio eso es lo más “justo”. Sin embargo, en la elección rige un sistema de ponderación simple de los votos (por claustros), impuesta en la Asamblea Universitaria ilegítima de 2016 y que favorece a las facultades con perfil más profesionalista, como Derecho, Medicina y Ciencias Económicas. Con ese sistema, el voto de un estudiante no vale lo mismo que el del docente, ni el del no docente o el egresado, y eso es correcto, pero al no haber ponderación por facultad aparece el problema. Es que al valer -en términos absolutos- lo mismo el voto de un estudiante de Derecho y el de uno de Filosofía se pierde el principio de igualdad de las facultades que rige en la UNC y se eleva objetivamente el peso específico de las facultades más grandes, que con este sistema se garantizan la gobernabilidad de la Universidad.

El efecto de esa ponderación simple se ve en el caso de egresados, en el cual la cantidad de votos que sacó la lista de Chiabrando (espacio VAMOS) fue levemente mayor al de Juri (SOMOS) pero el porcentaje volcado por ese claustro al recuento final es levemente superior para SOMOS, que ganó con comodidad justamente en Derecho, Médicas y Ciencias Económica, las facultades con mayor número de votantes.

En cuanto a los Centros de Estudiantes la situación se mantuvo respecto al año pasado. En general no hubo cambios de conducción sacando los casos de Ciencias Médicas donde ganó Franja Morada y Psicología, donde SUR (que acompaña a la decana de esa facultad y candidata a rectora por el espacio AVANZAR Patricia Altamirano) recuperó el Centro. Quizás el dato más saliente fue la ruptura de La Mella -que se produjo el año pasado- y que significó que este año sólo se presentara el sector que cerró alianza con SUR. En varias facultades, como Filosofía y Humanidades, no se presentaron. Es un dato importante si tenemos en cuenta que hace tan sólo tres años atrás La Mella, en alianza con SUR y La Bisagra le arrebataron a Franja Morada la conducción de la FUC; experiencia que duró apenas un mandato.

Si bien este 2019 no se ha caracterizado por una gran movilización estudiantil y participación política. Las elecciones, pegadas prácticamente a las de gobernador y legisladores pasaron, como aquellas, con poco debate y entusiasmo. Compañerxs de la Agrupación Estudiantil TUPAC y tendencias amigas, quienes confluimos en la propuesta de Frente Antiimperialista que nace desde el pie debemos poner en marcha una fuerza estudiantil que, aunque pequeña, pueda llevar otro tipo de debates al estudiando. El antiimperialismo debe tener mayor presencia en la UNC y esa debe ser la tarea inmediata.

Mostrar más

René Vélez

Compañero que colabora regularmente con LIBERACIÓN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.