CórdobaLiberación - Órgano de PrensaNacionales

Flexibilización laboral en el país y en Córdoba

“Hay que impulsar una reforma laboral y otras tantas que permitan bajar los costos. Queremos flexibilización, que sea más fácil despedir y contratar gente”. Sin rodeos, con estas palabras, el empresario Martín Cabrales -CEO de Cabrales S.A.- que comercializa café, desnuda uno de los objetivos principales de Juntos por el Cambio. En un eventual triunfo en las elecciones presidenciales de octubre, es lo que se disponen a implementar contra la clase trabajadora.

A pesar de que los datos económicos se vuelven cada día más alarmantes, con más del 10% de desempleo y más de un tercio de la población bajo la pobreza, el gobierno de Mauricio Macri quiere llevar a cabo todo tipo de medidas que emanen del FMI. Así, sometidos financieramente a la entidad y políticamente, al mapa regional trazado por Trump, el oficialismo cipayo buscará prolongar su estadía en la Casa Rosada.

Superada la etapa “gradualista”, de cara a las PASO de agosto, desde el actual gabinete aseguran «vamos a acelerar el programa de reformas». Evidentemente están dispuestos a llegar al límite constitucional y violarlo, sacando por decreto todo tipo de proyectos que sigan horadando los derechos de los trabajadores, empobreciendo al pueblo e hipotecando el país.

Por otra parte, y a contrapelo del relato oficial, Rodolfo Daer (titular del gremio de la alimentación) declaró que los sindicatos van a defender los convenios colectivos de trabajo, y señaló, además, ver una CGT firme de cara al conflicto. Advirtió que “si vienen por la reforma laboral, va a haber medidas de protesta” y agregó que “la gente tiene que darle mayoritariamente la espalda al fracaso que generó el presidente Macri”. Esas palabras de Daer, ex titular de la CGT colaboracionista, pueden llevarlas el viento…

En el marco provincial, varios son los sectores que, si aún no han sido plenamente afectados, se encuentran alertas. Rubén Urbano, secretario general de UOM (Unión de Obreros Metalúrgicos), declaró: “No vamos a flexibilizar absolutamente nada más de lo que ya se viene flexibilizando”, en relación a futuros acuerdos dentro de la crisis que viene sufriendo el sector automotor.  Habrá que ver si Urbano resiste o si se dobla como el SMATA cordobés.

Por su parte, UEPC (Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba) manifestó preocupación tras conocerse una propuesta del Ministerio de Educación que pone en jaque la estabilidad de los docentes estatales, al llamar a concurso público y abierto de antecedentes y oposición, no sólo para los cargos nuevos sino para los ya existentes. Pasan por alto, así, que los docentes en función ya fueron designados por concurso y han validado idoneidad para el cargo que ocupan.

En referencia a la alimentación, STIA Córdoba (sindicato de los trabajadores de la industria alimenticia) denunció a la empresa transnacional Nestlé, de la ciudad de Villa María, por tomar medidas de flexibilización contra los trabajadores de su planta. Fernando Páez, titular del gremio en el conglomerado Villa María-Villa Nueva, señaló que “en los últimos tiempos empezaron a cambiar a los trabajadores de su lugar de tareas, haciéndoles hacer cosas que no les corresponde”, lo que genera preocupación por la posibilidad de que se efectúen despidos.

Las cartas de Macri están echadas: quiere flexibilidad laboral para bajar los salarios y favorecer a los empresarios, que supuestamente así invertirían más y no fugarían ni dolarizarían sus activos. Es la misma política antiobrera del gobierno de Jair Bolso-nazi en Brasil. La respuesta tiene que ser de los pueblos trabajadores de Argentina y Brasil, contra esos proyectos de la gran burguesía y el imperialismo.

Mostrar más

Andres Liri

Compañero que colabora regularmente con LIBERACIÓN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.