Liberación - Órgano de PrensaNacionales

Hay que reestatizar el sistema energético

El pasado 16 de junio Argentina y áreas de Uruguay, Chile y Brasil se quedaron sin luz por más de 7 horas (en algunos lugares la luz volvió recién a las 24 horas). Desde el gobierno, con el secretario Lopetegui a la cabeza, salieron a decir que la falla se debió a un problema en el Sistema Argentino de Interconexión (SADI) y a la “concurrencia concatenada de fallas” en eslabones menores de la red de distribución que no siguieron el protocolo establecido para casos de fallos en el sistema. En definitiva, la culpa del apagón histórico e inédito sería de Transener, que es quien maneja el SADI y de las distribuidoras regionales.

Transener se presenta en su página web como “la empresa líder en el servicio público de transporte de energía eléctrica en extra alta tensión en la República Argentina”. Más que líder es la única, y tiene el monopolio en la materia. Su principal accionista es el empresario Marcelo Mindlin -amigo personal de Mauricio Macri y socio comercial de la familia presidencial-, a través de “Pampa Energía”. El Estado mantiene un porcentaje minoritario, que Juan José Aranguren quiso privatizar cuando era Secretario de Energía. Yacylec, empresa encargada del transporte de energía en las líneas que fallaron y también parte responsable del apagón tiene entre sus accionistas al grupo Macri. Si bien en términos técnicos la respuesta que casi un mes después dio el gobierno a través de Lopetegui puede tener elementos de verdad, el histórico corte no fue por la falla concreta sino por el desmanejo de todo el sistema de distribución eléctrica; con una empresa que controla el 100% del espectro y que no ha realizado las inversiones necesarias a pesar de haber aumentado sus ganancias exponencialmente desde 2016 en adelante.

Por caso, según expertos acordaron horas después del accidente y el mismo gobierno reconoció el 3 de julio frente a la Comisión de Energía en senadores, el apagón se podría haber evitado si al momento del cortocircuito que dejó fuera de línea al nodo de alta tensión que une Colonia Elía (Entre Rios) y Belgrano (Buenos Aires) -y que luego se expandió al resto del sistema- el nodo entre Colonia Elía y Campana (Buenos Aires) hubiera estado funcionando. Este estaba fuera de servicio desde ¡mediados de abril! para efectuar el reemplazo de una torre de alta tensión, obra que por la importancia para el sistema energético debería haberse realizado inmediatamente y no estar tanto tiempo parada.

Esa falta de inversión se repite en otros aspectos de la red. El Estado suspendió en 2016 una obra que buscaba cerrar la red entre el NOA y NEA y hubiera servido de auxilio para desviar el exceso de energía luego de la falla del nodo Colonia Elia-Belgrano. Transener no puede excusarse en la crisis autogenerada del macrismo. Desde 2016 ha aumentado exponencialmente sus ganancias, pasando de 67 millones de pesos en 2015 a 3.054 millones en 2018, un aumento del 4.400% que supera a cualquier rubro de la economía con creces, en un contexto en el que cierran Pymes e inclusive empresas que no califican como pequeñas y medianas. Al único número que se acerca el aumento de ganancias de Transener es al aumento de las tarifas, que ronda el 3.000% de suba de 2016 a la fecha. Las cuentas son claras.

El problema no es sólo técnico sino político. El gobierno de Macri tomó la decisión de avanzar aún más en la mercantilización y privatización de la energía, y acompañó esa política de “dejar hacer” a las empresas con alevosos tarifazos que golpearon el bolsillo de la gente, aumentaron las ganancias extraordinarias de los monopolios y lejos estuvieron de mejorar la calidad del servicio y superar la supuesta crisis estructural energética. Por eso, la estatización de empresas que operan en sectores estratégicos para la economía y producción del país es el único camino que puede garantizar a los argentinos energía barata y de calidad, al servicio también de la producción y un desarrollo soberano.

El PL cree que hay que avanzar en la recuperación de esas empresas, reestatizando Transener y empresas de distribución mayorista y minorista y defendiendo a las empresas públicas, como la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC), que con De la Sota primero y Schiaretti ahora pretende ser privatizada para la ganancia de una minoría y la pérdida de la gran mayoría.

LU NERA Y JUANJO GIANNOTTI

Mostrar más

Juanjo Giannotti

Juanjo es estudiante de historia, diseñador y trabajó muchos años en distintas radios de Córdoba. Forma parte del grupo solidario Mil por Cuba y de la Agrupación Estudiantil TUPAC. Colabora con la diagramación del periódico LIBERACIÓN y es miembro del Comité Regional del Partido en Córdoba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.