Liberación - Órgano de PrensaSindical

A defendernos de Macri y los especuladores

Luego de las PASO, y con un triunfo importante del Pueblo argentino contra las políticas de la Alianza “Juntos por el Cambio”, el gobierno de Mauricio Macri junto al sector financiero emprendió una nueva ofensiva contra los sectores populares. Es que si cualquiera analiza un poco los números a Macri y sus amigos lo que les queda por delante es profundizar el daño a los trabajadores y empujar a una crisis que le permita agudizar el saqueo.

Como era de esperar al día siguiente de las PASO los mercados financieros llevaron el dólar hasta 15 pesos en un contexto donde ni las demenciales tasas de interés que fija el gobierno podían ser atractivas para los especuladores. Todo esto, según Macri y su compañero de fórmula Miguel Pichetto, es por culpa del Pueblo argentino por votar masivamente a los Fernández y desmoronar así la confianza de los mercados.

Todo esto tiene consecuencias inmediatas para los sectores populares y principalmente para la gran masa de desocupados y los trabajadores que estaban ya por debajo de la línea de la pobreza. Una devaluación de este tipo se traslada a precios que ya son en muchos productos prohibitivos para millones de argentinos. La situación ya era mala pero con esta movida del gobierno y los bancos ahora estaremos mucho peor.

En este contexto es necesario que desde los sectores más luchadores y honestos del sindicalismo argentino, junto a las organizaciones sociales, estudiantiles, políticas y sectores Pymes se declare un estado de alerta y movilización por la emergencia salarial, alimentaria, sanitaria y económica que se generan no solo por las corridas del lunes 12 sino también por el acumulado negativo de las políticas del gobierno y lo que aun va a empeorar.

Es que con más de un 10% de la población desocupada, más de 35 por ciento de precarización laboral y con un índice de pobreza del 34%, etc, la situación ya era dura. También los niveles de aumentos salariales en las paritarias que rondaban entre el 20 y 30 por ciento según la actividad estaban desactualizados. Ni hablar si vamos a áreas como salud, energías y otros que tienen gran parte de los insumos en dólares haciendo que lo que ya era difícil de alcanzar empiece a ser inalcanzable. No cabe duda que el panorama económico era malo, luego del ataque financiero del lunes va a ser peor. Por eso es necesaria una respuesta contundente.

Desde el PL y las Agrupaciones de Base Clasistas entendemos que es fundamental generar acciones de lucha en todo el país para exigir al gobierno que controle a los mercados financieros y se controle a sí mismo de acá al 10 de diciembre que se retiran de la presidencia. Si, como admitió Macri, no pueden hacer nada para controlar el dólar, la inflación, el aumento de las tarifas y mitigar la situación de los sectores populares más vale que se vayan antes y dejen de golpear a nuestro Pueblo.

Hay que denunciar abiertamente esta situación, hay que sostener la pelea en las calles que nos permitió ir desgastando el apoyo que en 2015 consiguiera Mauricio Macri, hay que mostrar la fuerza de los trabajadores y demás sectores populares en la lucha contra el neoliberalismo y en la construcción de un país con soberanía política, bienestar para nuestro Pueblo y rompiendo la dependencia de estos sectores financieros y demás monopolios.

Convocamos a las CTAs, la Corriente Federal, gremios de la CGT, movimientos sociales, organizaciones políticas populares y sectores Pymes a empujar un plan de lucha contra estas medidas desesperadas del gobierno que tanto daño nos generan. Es urgente, es una verdadera emergencia. Es muy errónea la idea circulante de que si nos movilizamos y luchamos estaríamos haciéndoles el juego al gobierno. Es al revés: si nos quedamos en casa Macri nos sigue haciendo mucho daño hasta diciembre, pues cada día cierran 50 Pymes.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.