Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

No a la instalación de antenas en nuestro barrio

Los vecinos del barrio Rodríguez de la localidad de Grand Bourg se encuentran desde hace un tiempo sumergidos en una crisis ambiental que acarrea inconvenientes en su bienestar y su desarrollo personal y familiar, sobre todo, sumado a la grave crisis social que vive toda nuestra Nación.

Las problemáticas más agudas y críticas son básicamente dos:

– La instalación paulatina de un basurero clandestino a cielo abierto en el campo “La Juanita”, donde se arrojan abultadas cantidades de desechos diariamente sin ser tratados correctamente para su extinción ni reciclado como recomiendan leyes y normativas ambientales y de salubridad públicas. Dicho basurero convive con el vecindario desde hace varios años con el visto cómplice de esta gestión municipal y la anterior. Evitando el traslado de esas amplias cantidades de desechos al CEAMSE que es donde todos los demás municipios los destinan.

– El otro problema acuciante y de suma gravedad es el emplazamiento furtivo y desmesurado de antenas de telefonía celular desde hace un tiempo también en medio del barrio a mínimos metros de las viviendas y centros educativos como un jardín de infantes centrado en pleno barrio. La empresa que las coloca se llama Athis Group. Los perjuicios son variados como consecuencia de los campos electromagnéticos que afectan la piel, el sistema neurológico y como efecto devastador y más grave patologías que derivan en episodios cancerígenos. Los niños y los ancianos son los sectores etarios más vulnerables de la comunidad. Todos estamos en peligro debido a la colocación de estos artefactos. Los vecinos iniciaron un proceso de auto organización y movilización a diversas entidades del Estado desde el municipio hasta entes de Defensoría de la Nación. Siempre han sido desoídos en su pedido desesperado para detener y cancelar la colocación de las antenas nocivas para el medio ambiente y para nuestros hijos.

Los monopolios de la comunicación y la telefonía sólo piensan en su lucro y sus infinitas ganancias sin pensar en la vida de nuestras familias. Desde ya los responsables de esta situación son los representantes del Estado quienes deben regular dichas actividades.

Por eso planteamos:

– Desarme inmediato de dichas antenas en nuestros barrios y que cumplan con la ley.

– Alejamiento de las Antenas de inmediato de sectores sensibles de nuestra población como el jardín de infantes “Malvinas Argentinas” ya que causan un perjuicio a nuestros niños.

– Intervención y regulación del Municipio de Malvinas Argentinas para garantizar el cumplimiento de la ley y los postulados de la Organización Mundial de la Salud tanto en la problemática del basural a cielo abierto como en el caso del emplazamiento de las antenas nocivas para nuestro barrio.

– La solidaridad de los demás vecinos perjudicados por esta situación y su compromiso para defender entre todos a nuestras familias.

Pongámonos de pie.

Mostrar más

Simón Laguna

Compañero que colabora regularmente con LIBERACIÓN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.