InternacionalesLiberación - Órgano de PrensaMil por Cuba

No al bloqueo contra Cuba

El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos contra Cuba por casi seis décadas, es el sistema de sanciones unilaterales más injusto y prolongado que se ha aplicado contra país alguno y representa un freno para la economía cubana. Un memorándum de abril de 1960, firmado por Lester Mallory, Secretario de Estado asistente del gobierno de Einseinhower (1953-1961) definía el objetivo de provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno. El bloqueo total norteamericano fue firmado el 3 de febrero de 1962 por John F. Kennedy y desde entonces doce presidencias lo han sostenido. Porque, como afirma el canciller cubano, Bruno Rodríguez, no es un tema partidista de EE UU: es un remanente de la Guerra Fría, totalmente obsoleto y violatorio del derecho internacional.

Desde abril de 2018 hasta marzo de 2019, el recrudecimiento del bloqueo continúa siendo el eje central de la política de Donald Trump hacia Cuba enfocándose en consolidar la confrontación y la hostilidad tanto en el plano declarativo como en la ejecución de medidas de agresión económica. EE UU intentó introducir ocho enmiendas al proyecto de resolución contra el bloqueo presentado por Cuba el 1 de noviembre de 2018 en la Asamblea General de la ONU con el objetivo de modificar la naturaleza del texto y fabricar pretextos para continuar y reforzar su política genocida recurriendo a falsas afirmaciones sobre la violación de Derechos Humanos (con el mismo argumento intentó desestabilizar a Venezuela). En ese período, el bloqueo causó pérdidas a Cuba en el orden de 4 mil 343 millones de dólares. Durante las casi 6 décadas de bloqueo la cifra alcanza a 138 mil 843 millones de dólares.

La aplicación extraterritorial del sistema de sanciones contra Cuba afecta a empresas, bancos y embajadas cubanas que enfrentan serias dificultades en sus actividades comerciales y financieras en muchos países del mundo. Como ejemplo, Cuba denunció que el Banco Santander Río en Argentina no realizó una transferencia indicada por Havanatur al BFI por 250 mil dólares. La Lista de Entidades Cubanas Restringidas ha sido ampliada en 3 ocasiones con un efecto intimidatorio sobre la comunidad empresarial internacional. Se niegan licencias a las aeronaves no comerciales y embarcaciones de pasajeros y recreativas en estancia temporal, incluyendo los cruceros, lo que impacta negativamente en el número de visitantes.

En los últimos seis meses, las acciones de bloqueo contra los embarques de petróleo a Cuba han sido brutales, inéditos, no convencionales, no propios de una situación de normalidad internacional, afirma Bruno Rodríguez. “Una persecución desaforada de los transportes de combustible por vía marítima, sanciones contra las compañías transportadoras, amenazas contra los gobiernos de registro o bandera de esos buques, sanciones contra las compañías aseguradoras y reaseguradoras, que han creado una situación de desabastecimiento muy temporal, desde comienzos de setiembre”. A eso se suma la amenaza de medidas más extremas si Cuba no cambia su política de apoyo a Venezuela, ofreciéndole petróleo en condiciones preferenciales a cambio de eso. Y no podía ser otra la respuesta de Cuba: “No cambiaremos dignidad por petróleo”.

Estados Unidos regresa al pasado en muchos aspectos de la política exterior hacia América Latina y el Caribe tratando e recrear la Doctrina Monroe y una atmósfera de macartismo, sin entender que los pueblos de América Latina y el Caribe no aceptan ser tratados como el patio trasero del pasado, ni ser amenazados con una “diplomacia de cañonera” como se llamó entonces. Sí lo aceptan, lamentablemente, algunos gobiernos cipayos y lamebotas como los de Argentina, Brasil, Ecuador, Perú, Chile y Colombia.

El bloqueo constituye una violación masiva, flagrante y sistemática de los DD HH de todas las cubanas y cubanos, que califica como acto de genocidio de acuerdo a la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio de 1948 y como un acto de guerra económica según lo establecido en la Conferencia Naval de Londres de 1909. Cuba no está sola. Tiene el apoyo de la comunidad internacional que ha votado ¡27 veces! en contra del criminal bloqueo y que se encamina a propinar otra derrota a Trump, que será la número 28 en la Asamblea General de la ONU. Cuba no está sola. Además del voto contra el bloqueo de los países que están representados allá, (190 a 2 en la última Asamblea) tiene el apoyo de muchas organizaciones políticas anti-imperialistas como el Partido de la Liberación.

Mostrar más

Elena Rivero

Luego de estar exiliada durante la dictadura fascista de 1976, Elena se incorporó al PL en 1985. Fue dirigente gremial de la oposición docente en Salta. Además, es fundadora de Casa de amistad con Cuba y la Patria Grande y de la Asociación de Derechos Humanos "Coca Gallardo". Forma parte del Comité Central del Partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.