Liberación - Órgano de PrensaOtras notas

Sobre las infancias y los territorios

En la primera mitad de este año, la pobreza alcanzó a un 35,4 por ciento de las personas que habitan la Argentina, el máximo valor desde que asumió Mauricio Macri, mientras que el número de indigencia se ubicó en 7,7 por ciento, según datos del INDEC. A fin de año la pobreza será del 40 por ciento. Los números demuestran todo lo que no está bien en materia económica, cifra monstruosa que se desprende de las fauces de un gobierno que depredó el país de la manera más voraz.

Los números de la pobreza arrojan una necesidad imperiosa de seguir apostando y fortaleciendo el trabajo territorial. En Córdoba el “Centro Popular Tamborcito de Tacuarí” siembra un pedacito de resistencia y le hace frente a la pobreza con una copa de leche y un centro cultural de apoyo escolar, literario y creativo para lxs niñxs del barrio que funciona hace casi 15 años.

Este año nos propusimos comenzar con nuestra biblioteca “Zamba de lxs Niñxs”, un espacio para todxs y niñxs y adultos. Casi 60 niñxs, varias madres, vecinos y compañeros nos convocamos todos los días a compartir a pensarnos y trabajar para mejorar el barrio, la escuela, nuestro espacio.

En momentos como estos donde la pobreza se marca en las pieles, en las enfermedades, en la deserción escolar y otras problemáticas que van en contra de cualquier derecho del niño y la niña, juntarse implica no sólo alimentarse, sino sostenernos. Y en eso lxs niñxs son especialistas, la esperanza del mundo decía Martí, la ternura de los pueblos decimos nosotros. Trabajar en el territorio ya no sólo es parar la olla, es un espacio para resignificar las infancias, sus derechos, su voz. También es ponernos felices cuando al pibe le fue bien en la prueba, juntarse para pensar, o decir lo que en casa no se escucha, no porque no se quiera, sino porque los viejos están angustiados porque están sin trabajo, porque la boleta de luz vino impagable, porque aumentó el pasaje de colectivo y porque cada vez alcanza menos.

Retratos que ofrecen esos números que se acercan a cifras de muerte. Y así las infancias son rostro construido de los números escabrosos. Pero también son esos enanitos que dice Silvio Rodríguez en su canción.

Siempre,
Llega el enanito

Siempre oreja adentro

Con afán risueño

De enmendar lo roto

Lxs compañerxs de la Coordinadora de Centros Populares reafirmamos nuestro compromiso con la construcción de una herramienta territorial que dé una mano con esas cuestiones urgentes, pero también sea centro de organización, discusión y lucha. Con esas ideas ya planificamos el trabajo del 2020, para poder seguir creciendo y mejorando.

Mostrar más

Raquel Espín

Compañera que colabora regularmente con LIBERACIÓN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.