Liberación - Órgano de PrensaNacionales

Asambleas en hospitales de Córdoba por reclamos gremiales

Los conflictos y reclamos del sector público de la salud de Córdoba no son nuevos, por más que algunos gremios recién salgan a plantearlo. Desde hace mucho tiempo los trabajadores organizados de los diferentes hospitales y dependencias de salud, junto a gremios como ATE y UTS, vienen reclamando por mejoras salariales, falta de personal e infraestructura.

El Gobierno de la provincia ha hecho oídos sordos durante largo tiempo. La estrategia esgrimida por este y su socio, el sindicato de empleados públicos (SEP), ha sido la persecución sindical de los trabajadores y activistas por medio de falsas denuncias o traslados compulsivos bajo la excusa de la “reorganización de personal” o la coerción de los agentes contratados desde hace años bajo la promesa del pase a planta.

Este vaciamiento de los hospitales públicos en favor de la coparticipación público privada y la precarización laboral ha llevado a que muchos hospitales (H. Misericordia, H. Rawson y H. De Niños) organizaran hasta hace unos meses medidas de protesta para visibilizar la crítica situación.

En orden a los reclamos y ante la escalada del conflicto la provincia acordó con el SEP, sin participación de otros gremios ni de los trabajadores un aumento salarial del 4%, más una suma fija de 1.750 pesos para noviembre y 1.750 pesos para diciembre, además de blanquear 1.250 pesos de esa suma en enero de 2020.

Los sindicatos ATE y UTS repudiaron públicamente lo acordado entre el SEP y la provincia, sobre la base de que lo firmado no tiene en cuenta los niveles crecientes de inflación y la pérdida de poder adquisitivo que sufren los y las trabajadoras todos los días.

Los datos oficiales del INDEC, arrojaron un porcentaje de inflación de 3,3% para octubre, llegando a un acumulado del 42,2% durante 2019 y del 50,5% en el cálculo interanual.

Este vergonzoso acuerdo, firmado a espalda de los trabajadores, sumado a las malas condiciones de trabajo y angustiante falta de personal que afecta a trabajadores y pacientes usuarios del sistema, ha molestado aún más al sector que cada día demuestra más su descontento.

Esta semana el SEP informó que iniciaría medidas de fuerza de hasta tres horas por turno, con cierre de turneros, hasta el jueves 12 inclusive por la falta de recursos humanos y contra una quita del salario. Y convocó a una jornada de protestas en todos los centros de salud para el viernes 13 de diciembre.

Los reclamos a los que ahora se suma el SEP, como dijimos, ya venían siendo denunciados por otros sindicatos y tienen que ver con terrible la falta de recursos humanos que se verá agravada en los próximos meses por los pedidos de licencias.

Por otro lado, la Provincia adeuda tres promociones previstas en la Ley 7.625 de equipos de Salud, que se traduce en una quita de hasta un 10% en los salarios de los trabajadores de ese régimen.

Otro de los reclamos es la cobertura insuficiente e irregular de los cargos de Jefatura creados en las Orgánicas. Dichas orgánicas fueron en la mayoría de los casos aprobadas en complicidad con delegados del Sindicato de Empleados Públicos.

Ante este panorama, el Gobernador Schiaretti al asumir su nuevo mandato, plantea más austeridad ante la crisis económica que sufre la provincia y el endeudamiento externo que mantiene. En su nuevo gabinete, ocupa el ministerio de Salud el Dr Diego Cardozo, quien ocupaba antes el cargo de secretario de servicios asistenciales. El flamante ministro no genera muchas expectativas en los trabajadores ya que es parte anterior equipo de esa cartera y la figura en las sombras detrás del exministro Francisco Fortuna.

Mostrar más

Pedro Socompa

Compañero que colabora regularmente con LIBERACIÓN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.